logo_plenitud

   
   Queremos recomendarte 5 claves:
1
La actitud correcta

La Biblia es un libro sagrado y ha de leerse con una actitud de asombro, humildad y anhelo profundo de conocer la voluntad de Dios

2
La ayuda correcta
La Biblia fue inspirada por el Espíritu de Dios, por lo que pedir Su ayuda antes de leerla es indispensable para que se haga viva para nosotros.
3
La intención correcta

Leemos la Biblia para conocer a Dios, Sus propósitos y Sus promesas para nuestras vidas. Una buena práctica es que, después de haber leído un pasaje, nos hagamos tres sencillas preguntas:

1. ¿qué me enseña lo que leí acerca de de Dios?
2. ¿qué mandatos encuentro? (cosas que Él nos pide)
3. ¿qué promesas me da? (cosas que Él promete hacer)

Algunas personas incluso subrayan los atributos de Dios de un color, sus mandatos de otro y sus promesas de otro. Al final podemos dar gracias por lo aprendido, pedir ayuda para poner en práctica lo aprendido y confiar en Sus promesas.

Nota: la clave no está solo en leer, sino en detenerse a meditar en lo leído.

4
La guía correcta

Puesto que la Biblia no es un libro, sino una colección de libros, recomendamos leerla en el siguiente orden para tu mayor entendimiento:

  1. Comienza por el libro de Proverbios. Éstos son como nuestros “dichos”, llenos de sabiduría para el diario vivir.
  2. Luego puedes continuar con el Evangelio de Juan. Esta es la biografía de Jesús escrita por el más cercano de Sus discípulos.
  3. Luego puedes leer la carta de Pablo a los Romanos, que explica claramente el significado de la muerte de Jesús y la vida de un creyente.
  4. Luego puedes  leer todo el Nuevo Testamento, comenzando desde Mateo.
  5. Luego el libro de Salmos, que es una colección de oraciones.
  6. Y finalmente la Biblia entera, comenzando desde Génesis.

Nota: para encontrar estos libros, puedes buscarlos en el índice de tu Biblia.

5
El apoyo correcto

Comentar con otros que también la leen, a cerca de lo leído siempre es muy enriquecedor. Preguntar a otros que tienen más tiempo leyéndola, también resulta muy provechoso. Por eso te invitamos a asistir a alguno de nuestros círculos de lectura bíblica.

 
   

Derechos reservados © Centro Cristiano Plenitud. Puebla, México 2013