LA IGLESIA DE DIOS

 

 En la época de Jesús el lugar de reunión no eran las iglesias, sino las sinagogas. Jesús fue un miembro activo de la sinagoga de su pueblo (Lucas 4:16). Su primer lugar de predicación y ministerio fueron las sinagogas (Lucas 4:44). La iglesia local es el equivalente actual de lo que en ese tiempo era la sinagoga, con la diferencia de que la iglesia fue fundada por Jesús mismo y es Su iglesia.

En esta lección veremos la importancia de la Iglesia, su propósito, su organización y su éxito.


BASE BÍBLICA:  1 CORINTIOS 12:27 

1. ¿Qué función tiene (para qué sirve) un cuerpo?
2.  ¿Qué significa que nosotros seamos el Cuerpo de Cristo?
3.  A la luz de esto, ¿cómo debe verse cada cristiano en particular?
4.  Comentar 1 Corintios 12:12-26

 

¿QUÉ SIGNIFICA LA PALABRA IGLESIA?
La palabra iglesia es una transliteración de la palabra griega “eklessia”. La traducción literal de la palabra “eklessia” es congregación o asamblea de personas que tienen un propósito común. Nunca se usaba esta palabra para referirse a un inmueble.

LA IMPORTANCIA DE UNA IGLESIA LOCAL

Muchos cristianos no entienden la importancia de la iglesia, piensan que el cristianismo es exclusivamente su relación con Dios, no ven el concepto que la Biblia presenta de la iglesia.
*Una cosa que hay que recalcar es ninguna iglesia es perfecta. La iglesia es el medio que Dios usa para muchas cosas, pero ninguna iglesia es perfecta.
Esta importancia la podemos ver en cinco cosas:

1. LA FORMA DE ORGANIZACIÓN DEL ANTIGUO TESTAMENTO
Josué 7:16-18 En la antigüedad el pueblo de Dios estaba organizado por: tribus, familias, casas, y finalmente, hombres.
Esto nos enseña dos cosas: primero que Dios siempre trata con un pueblo y segundo que El organiza a ese pueblo.

2. LAS PALABRAS DE JESUS
Mateo 16:13-18 Aquí Jesús introduce la Iglesia y nos la presenta como un edificio. En este edificio existen dos elementos de construcción:
- La “Roca”. Es decir, el fundamento. Este fundamento es Jesucristo mismo: ver 1Ped.2:4-7; 1Cor.3:11; Efe.2:20
- Las “piedras”. La palabra Pedro quiere decir piedra. El fue la primera piedra, porque confesó a Jesús como el Hijo de Dios. Ahora nosotros somos esas piedras Ver 1Ped.2:4-5 Es interesante que el mismo Pedro explica que Jesús es la Piedra Angular y nosotros las “piedras” – eso es lo que él entendió de las palabras de Jesús; el nunca pensó ser él la piedra angular: el se veía a si mismo como una piedra y Jesús como el fundamento.


Lo importante de todo esto es la promesa que Jesús hace a Su iglesia: victoria contra las fuerzas del infierno mismo. Aquí Jesús presenta a Su Iglesia como una saqueadora del infierno. Pero esta promesa no está hecha a individuos, sino a la Iglesia (en griego la palabra iglesia significa congregación). ¿Qué te dice todo esto?

 

3. EL LIBRO DE LOS HECHOS
En este libro vemos al cristianismo original, por eso es muy importante, porque es el único modelo que tenemos.
Hech.2:1-4 ¿Sobre quién cayó el Espíritu Santo la primera vez? No fue sobre individuos aislados, sino sobre un grupo de creyentes “unánime”.
Hech.2:41-42 Los que recibieron su palabra, ¿qué hicieron? Es importante enfatizar que se añadieron a la iglesia.Hech.2:47 ¿A dónde añadía Dios a los que iban a ser salvos? De aquí en adelante el libro de los hechos habla de “las iglesias”, por ejemplo 9:31 y 16:5.
El apóstol Pablo y sus acompañantes predicaron el Evangelio por todo el mundo conocido de ese entonces. Con los que se convertían siempre formaban iglesias - no les decían “que bueno que te convertiste, que Dios te bendiga” – y más tarde establecían ancianos o líderes en esas iglesias (Tit.1:5).

 

4. LAS CARTAS
En el Nuevo Testamento están escritas 21 cartas o epístolas; de éstas, 16 fueron escritas a grupos o iglesias. Las otras cinco fueron escritas a líderes de iglesias.

 

5. EL APOCALIPSIS
Este libro tan importante, que contiene la información de los eventos futuros, fue escrito a           7 iglesias  (Ver Apo.1:4).

¿Qué podemos concluir de todo lo anterior?

 

El propósito de las iglesias

Así como el Tabernáculo de Reunión tenía tres partes (Lugar Santísimo, Lugar Santo y Atrio Exterior), la iglesia tiene tres áreas de ministerio: Dios, Ella misma, los de afuera.
Si los alumnos no están familiarizados con el Tabernáculo, será bueno explicarles un poco de el:
El Tabernáculo era una tienda móvil hecha de telas finísimas y madera finísima recubierta de oro, durante la época del desierto, la conquista y los primeros años de Israel en la Tierra Prometida. Se desarmaba para salir y se armaba cuando llegaban a algún lugar donde Dios quería que estuvieran por un tiempo. En el Tabernáculo se encontraba el Arca del Pacto (o Arca del Testimonio), símbolo de la presencia de Dios. Todo el que quería buscar a Dios iba al Tabernáculo.
Tanto el Tabernáculo como el Templo estaban divididos en tres partes: el atrio o patio exterior, el Lugar Santo y el Lugar Santísimo.
En el Lugar Santísimo, dividido del lugar Santo por un velo, se encontraba el Arca del Pacto, símbolo de la presencia de Dios. (Representa nuestro ministerio hacia Dios)
En el Lugar Santo se encontraban el Altar del incienso, la Mesa de los panes de la Proposición y el Candelabro. (Representa nuestro ministerio hacia la Iglesia)
En el atrio se encontraban el altar de los sacrificios, hecho de bronce y el lavacro, también hecho de bronce. En el altar se sacrificaban todos los animales y se ofrecían todos los sacrificios animales y vegetales; en el lavacro se lavaban los sacerdotes antes de entrar en el Lugar Santo. (Representa nuestro ministerio hacia los de afuera)
*Es muy interesante que, cuando se erige el Tabernáculo, Dios explícitamente da el orden en el que debían meter los muebles: primero el Lugar Santísimo, luego el Lugar Santo y luego el Atrio (Ex.40). Esto nos habla del orden de ministerio de la Iglesia: Su primer ministerio es a Dios (de ahí surge todo lo demás); su segundo es a sí misma (si ella no está bien, ¿Cómo ganará a los de afuera?). Finalmente, hacia los de afuera

 

EL MINISTERIO HACIA DIOS: SER UNA CASA ESPIRITUAL 1 PEDRO 2:5

Después de la caída y la ruptura de la relación con el hombre, Dios siempre ha querido tener una morada en la tierra, como una casa donde uno pueda “visitarlo” y donde El se pueda manifestar. Históricamente Dios ha tenido 4 “casas” en la tierra:
- La primera fue el Tabernáculo de Reunión. Ver Exo.40:34-35; 33:7
- La segunda era el Templo. Ver 1Rey.6-8 donde al templo se le llama la Casa (del Señor). Ver 1Rey.8:10-11.Este Templo fue el edificio fijo que hizo Salomón. También era de oro y materiales finísimos.
- La tercera fue el cuerpo de nuestro Señor Jesucristo. Durante Su vida en la tierra. Ver Juan 2:19-21; 1:14
En todas estas casas un elemento no cambia: la gloria del Señor llenando la Casa.
Esto es lo que hemos de buscar en la Casa que ahora somos en El: la manifestación de la gloria de Dios. Esto es, que es evidente que Dios está en nuestras reuniones.
- La cuarta es la Iglesia.

La manera en que se manifiesta la gloria del Señor es al nosotros ofrecer “sacrificios espirituales agradables a El por medio de Jesucristo”.
¿Cuáles son los sacrificios agradables a Dios?
Ver Heb.13:15; Sal.50:14,23 Sacrificios de Alabanza. VER ANEXO ES MUY IMPORTANTE
¿Cómo es la alabanza que a Dios le gusta?

 

  • Espiritual y Verdadera Juan 4:23-24
  • Que salga de las entrañas        Sal.103:1 la expresión “todo lo que está dentro de mi” es la traducción de la palabra hebrea “qereb”.- significa la parte central de algo, en el caso del cuerpo humano son las entrañas. En la cultura hebrea, las entrañas eran consideradas el centro de las emociones; lo que nosotros llamamos el corazón. Es interesante que el canto debe salir del diafragma. Muchos piensan que en esta parte central es donde está nuestro espíritu. Esta palabra aparece 227 veces en el Antiguo Testamento. Muy interesante que de los sacrificios animales, la mejor parte eran precisamente las entrañas.Lev.3:3-5
  • Alegre      Sal.95:1 la expresión “aclamemos alegremente” es la traducción de la palabra hebrea “Ruwa” que significa: hacer ruido, escándalo, celebrar. Esta palabra se usa 46 veces en el Antiguo Testamento.
  • Reverente Lev.19:30 la palabra en hebreo es “Yaré” que significa temer, respetar, reverenciar. Una cosa es reverencia y otra expresión. Muchos piensan que si se es muy expresivo, entonces se es irreverente, pero la Biblia no enseña eso. Uno puede estar quieto y ser irreverente, ya que está pensando en otra cosa, no “teme” ante la presencia de Dios; en cambio, el que está danzando es reverente porque lo hace con todo su corazón ante Dios y para El.
  • Expresada con canto    Sal.57:7-10 Literalmente cientos de veces la Biblia nos enseña a cantar a Dios. Tal vez esta sea la expresión más importante de alabanza en la Biblia.
  • Con aclamaciones Sal.89:15-16 La gran mayoría de los versículos que hablan de alabanza se refieren a una alabanza en voz alta. Sería bueno, a la luz de este pasaje, ver los beneficios de saber aclamar a Dios: andar a la luz de Su rostro; alegrarse todo el día; ser enaltecidos. ¡Todo por saber aclamar a Dios!
  • Con gritos La expresión “aclamad con júbilo (o alegría)”, que aparece en muchos de los Salmos, es la traducción de la palabra “teruwa”, la misma palabra usada en Josué cuando gritaron y como consecuencia se derrumbaron los muros de Jericó; y es la misma palabra que se usa de la recepción que la gente dio a Jesús en Su entrada triunfal a Jerusalén (Zac.9:9) Por cierto a los fariseos no les gustó ver a la gente tan alegre con Jesús, de la misma manera que a los fariseos de hoy les molesta que la gente se alegre.
  • Con danza Salmo 150
  • Con brincos Salmo 68:3
  • Con giros 2Samuel 6:14-16 Aquí vemos al escritor de los Salmos, al hombre llamado “conforme al corazón de Dios”, que está trasladando el arca de Dios (el arca representaba la presencia de Dios). ¿Cómo lo hace? Con gran alegría. La palabra “danzaba” viene del hebreo “karar”, que literalmente significa “girar”, dar de vueltas. Nunca faltarán las ”Micales”, que considerarán impropio que dancemos así (ver vs.20), lo importante es que lo hagamos para Dios (vs.21-23).
  • Aplaudiendo Salmo 47:1 La palabra “batir”, viene del hebr. “taqa”, que significa aplaudir fuertemente.
  • Alzando las manos Sal.63:4
  • Postrándose Salmo 95:6
  • Con música Salmo 150
  • Con excelencia Salmo 96:1-6 Este es un hermosísimo cuadro de la alabanza. El versículo 6 es la clave; aquí se mencionan 2 acciones que preceden la Presencia de Dios y 2 reacciones o consecuencias de esa Presencia. Las dos acciones son: alabanza y magnificencia. Ya hemos hablado de la primera, la alabanza No solo es necesario la alabanza, también la magnificencia. Magnificencia viene de magnífico, que significa: Espléndido, excelente, admirable. Al hablar de la alabanza, la Biblia dice: “hacedlo bien” (Sal.33:3) y también en los salmos dice: “poned gloria en Su alabanza” (Sal.66:2). Y magnificencia significa: liberalidad para gastos grandes y disposición para grandes empresas. La alabanza a Dios debe hacerse en grande, bien preparada, con los mejores instrumentos, etc. Los que la ministran, deben ser gente apta musical y espiritualmente y que la preparen bien.

 

Las dos consecuencias son: poder y hermosura. Así responde el Señor a una alabanza magnífica: con Su Presencia que es hermosa y además salimos fortalecidos (con poder) de ella.

  • Con canto nuevo Salmo 149:1 Se refiere a cantos nuevos que se enseñan a la congregación y también al canto espontáneo.
  • Cantando en el espíritu (lenguas) Efesios 5:18-19 En 1Cor.14:14-15 es claro que cantar con el espíritu es cantar en lenguas.
  • Con inteligencia Salmo 47:7 Es decir, pensar lo que estamos cantando. Meditando la letra del canto.
  • Donde hay unanimidad Salmo 133

Sal.22:3 la palabra “habita” en hebreo significa que “establece su trono”. Apo.1:4 nos habla de los siete espíritus que están delante del trono de Dios. Los siete espíritus significan las siete manifestaciones del Espíritu Santo. O sea que donde está el trono de Dios se manifiesta plenamente el Espíritu Santo (o sea la gloria del Señor). Y el trono del Señor está en las ¡alabanzas de Su pueblo!

¿Cuáles son los siete espíritus o manifestaciones del Espíritu Santo?
Isaías 11:1-2

El Espíritu de Jehová. Así como el candelabro de siete brazos tenía un brazo central y de ese brazo salían los otros seis; de nuestra comunión con el Espíritu Santo es que se derivan las seis manifestaciones siguientes (divididas, así como los brazos del Candelabro, en pares):

Espíritu de sabiduría.
Sabiduría significa entendimiento de la naturaleza de las cosas. Es decir, saber por qué las cosas son como son. Esto es muy útil, por ejemplo para saber porqué cierta persona se comporta de cierta manera, porqué ciertas cosas suceden, como funciona la música o las ventas, o el cuerpo humano, o las máquinas o cualquier otro oficio que tengamos, etc. Y sobre todo para comprender las cosas de Dios.

Espíritu de inteligencia. Inteligencia es la aplicación de la sabiduría de manera práctica. ¿De qué nos sirve entender las cosas, si no tenemos ideas prácticas para aprovechar esa sabiduría? En cuanto a las cosas de Dios, la inteligencia espiritual nos ayuda a vivir prácticamente lo que entendemos de Dios.

Con la sabiduría podemos ver con claridad, con la inteligencia, se nos ocurren buenas ideas para hacer práctica nuestra sabiduría.

Espíritu de consejo. Consejo es la habilidad de decirle a otros lo que es conveniente hacer en determinadas situaciones.

Espíritu de poder. ¿De qué sirve ser buenos aconsejando, si no tenemos el poder para ministrar a la gente? Jesús ministraba en consejo, pero también en poder Mar.2:9-12. Debemos llegar al punto de no solo decir a la persona: “tienes que perdonar”, sino poder decirle también “en el Nombre de Jesús, se llena del Espíritu Santo y de la gracia de Dios para poder perdonar”. O en el evangelismo por ejemplo, no solo poder dar el mensaje, sino poder demostrar el poder de Dios 1Cor.2:1-5.

Espíritu de conocimiento. La ignorancia es la madre de las calamidades, por lo tanto Dios no nos quiere en ignorancia. El nos da no solo conocimiento, sino conocimiento que sirve. Existen ocasiones que dudamos en entrar a algún curso o trabajar o ministrar en cierta área desconocida para nosotros: no debemos preocuparnos, al pasar tiempo en Su presencia, Dios nos dará la habilidad de asimilar todo conocimiento que sea nuevo para nosotros.

Espíritu de temor de JEHOVÁ El temor del Señor es el que da vida Prov.14:27, nos hace aprovechar esa vida. Por lo tanto, ¿de qué sirve el conocimiento sin el temor del Señor?

 

CONCLUSIÓN: La alabanza es lo que establece el trono de Dios en un lugar. Es el primer ministerio de la Iglesia. Es tan importante, que el rey David personalmente se dedicó a organizarla, mandando a hacer instrumentos especiales, y organizando turnos de 24 horas para que siempre se alabase al Señor. Incluso él mismo, a pesar de ser rey, compuso la gran mayoría de los cantos. ¡Con razón Israel tuvo su mayor expansión como país durante su reinado!

 

2. NUESTRO MINISTERIO HACIA LA IGLESIA: SER UNA FAMILIA ESPIRITUAL Efesios 2:19

Al principio del discipulado aprendimos que a los primeros cristianos se les conocía principalmente por dos palabras: discípulos y hermanos. Los lazos que nos unen son mucho más fuertes que simples conocidos.
Existen por lo menos tres maneras en que podemos ejercer este ministerio:

Amándonos unos a otros. Juan13:34-35
Jesús enfatizó mucho este mandamiento. Uno de los énfasis de Su ministerio en la parte final, es éste.

Hay que saber discernir el Cuerpo de Cristo. 1Cor.11:29
Un problema común es que no sabemos discernir el Cuerpo de Cristo. En el contexto de este pasaje vemos que en sus “fiestas agapes” así llamaban los primeros cristianos a las reuniones de convivencia donde también tomaban la Santa Cena, no tomaban en cuenta a los demás: los que tenían mucho no compartían con los pobres (la comida) y además no se esperaban unos a otros; es decir, no discernían el Cuerpo, no comprendían que eran parte de un Cuerpo y por lo tanto debían considerar y respetar a los demás. Discernir el Cuerpo significa entender que nuestras acciones como hijos de Dios, siempre van a afectar a los demás, para mal o para bien. Los corintios solo pensaban en sí mismos, eso es no discernir el Cuerpo.

 

2.CUIDANDO LA UNANIMIDAD
Aún en el mundo tenemos el dicho: “Pueblo unido jamás será vencido”. Es claro que la estrategia número uno del diablo es dividir a la Iglesia. Históricamente podemos ver que la persecución (problemas externos) sólo ha logrado fortalecerla; pero la división (problemas internos), eso sí la debilita. Mongolia estuvo cerrado al Evangelio por muchos años, durante ese tiempo hubo gran persecución; a pesar de esto, se levantó una iglesia de más de 1200 miembros. Cuando el país abrió sus fronteras a los misioneros, entraron hermanos de varias denominaciones diferentes y en lugar de ir a los lugares no alcanzados, dividieron a los cristianos que ya existían. Ahora hay varias iglesias en Mongolia, pero hasta hace poco tiempo seguía habiendo 1200 cristianos. ¡La división no los hizo crecer!
En la sierra de Oaxaca se ven comunidades donde existe una sola iglesia y casi todo el pueblo es cristiano; y otras comunidades donde hay varias iglesias y hay pocos cristianos.
La Iglesia primitiva era poderosa, porque era unánime: Hech. 1:14; 2:46,47; 4:24; 5:12

  • La palabra “unánime” no significa: igual. Así como Su creación, Sus hijos somos muy diversos.
  • Unánime tampoco significa: alcahuetear el pecado. No podemos estar unánimes con alguien que está en pecado. De hecho, una de las cosas que más rompen la unanimidad es el pecado (Ver hechos 5).
  • Unánimes significa:
  • ser de una misma mente, es decir, tener las mismas metas;
  • ser de un mismo acorde: en la música un acorde se forma de diferentes notas, que tocadas al mismo tiempo suenan bien (armonizan). Así nosotros podemos ser muy distintos, pero si estamos con el mismo propósito “armonizamos”.
  • ser de una misma pasión. Esta es la clave de la unanimidad; cuando nuestra pasión por Cristo es tan grande que no estamos viendo por nuestras conveniencias personales.

¿Cómo se logra la unanimidad? Fil.2:2-9

  • Al no moverse por rivalidad o competencia. V.3
  • Al no ser motivado por la vanidad. V.3
  • Al ver a los demás como más importantes (humildad). V.3
  • Al buscar el bien de los demás. V.4
  • Al no aferrarse a posiciones o títulos. V.6
  • Al identificarse con los demás. V.7
  • Al tener actitud de siervo. V.7
  • Al estar dispuesto a obedecer. V.8
  • Al dejar que sea Dios Quien nos exalte y no exaltarnos nosotros mismos. V.9

Además es necesario:

  • No murmurar contra las autoridades. Lo “malo” no es tener alguna inconformidad o duda, sino que en vez de hablarla con la autoridad, comencemos a murmurar, contaminando a los demás.
  • Saber tolerar.

Hay que saber tolerar.
La Biblia jamás nos enseña a tolerar pecados “mortales” 1Juan 5:16-17 Los pecados mortales son los que en el Antiguo Testamento se castigaban con la muerte: adulterio, secuestro, ocultismo, etc. Pero si nos enseña a tolerar 2 cosas:

  • defectos 1Ped.4:8 Un hermano llevaba puesta una camiseta que decía: “Tengan paciencia conmigo, mi carácter está todavía bajo construcción.” Todos batallamos con actitudes y tenemos días malos, en eso debemos ser pacientes y tolerantes unos con otros.
  • puntos de vista diferentes

Nosotros no debemos tolerar a una persona en la Congregación que trate de negar o cambiar algo que en la Escritura es claro como la deidad de Cristo, los diez mandamientos, etc.
Pero en la Biblia existen áreas grises, es decir, cosas que no son blanco y negro. En algunos puntos existen diferentes opiniones. Nunca debemos tratar de imponer nuestra opinión a costa de perder una relación o dañar la unanimidad. Pablo dedicó dos capítulos a este tema (Romanos 14 y 15); en ellos nos enseña a no menospreciar, ni juzgar a los que piensan diferente  a nosotros.
El asunto de Romanos 14 y 15 es la carne que había sido sacrificada a los ídolos. Para algunos no había problema en comerla si primero la santificaban con oración; para otros no se debía comer. La conclusión de Pablo es que “el que come, para el Señor come” y “el que no come, para el Señor no come”. Lo importante es: 1.hacer todo para la gloria de Dios; 2.no ir en contra de la propia conciencia; 3.los que comen no menospreciar a los que no comen; 4.los que no comen no juzgar a los que comen; 5.no ser tropiezo para otros (para mi comer puede estar bien, pero si por eso otro va a caer, mejor abstenerse)

La actitud hacia los que causan divisiones:
Pablo nos exhorta a tomar la unanimidad muy en serio: Efesios 4:1-6; por eso nos dice: 2Tes.3:14-15; Rom.16:17-18; Tit.3:10-11; Prov.6:16-19

 

3. Al ejercer nuestros dones para beneficio de los demás. 1Ped.4:10
1Corintios 12:12-27 Cada persona tiene su don (dones) que Dios le ha dado y por lo tanto su ministerio. Un cuerpo que tiene partes inmóviles puede subsistir, pero se requiere de todas las partes para el éxito total.
Efesios, la epístola de la Iglesia, nos dice la función de los líderes: perfeccionar o capacitar a los santos 4:11-12; la función de los santos: hacer la obra del ministerio y el crecimiento de la iglesia: cuando cada miembro realiza su actividad propia y todos se ayudan mutuamente 4:16  Los líderes no están para satisfacer todas las necesidades de la iglesia, para eso están los propios miembros; los líderes la supervisan, la guían y atienden los asuntos más difíciles.

Los Siete Dones Motivacionales  ROMANOS 12:6-8
Profecía
Servicio
Enseñanza
Exhortación
Repartir
Presidir
Hacer misericordia
Un ejemplo de estos dones sería una persona llevando una charola:

  • El profeta le advertiría que la lleva mal y que si no cambia su manera de llevarla la va a tirar.

Evidentemente no hace caso y se le cae:

  • El de servicio, se avoca a limpiar el desastre
  • El de misericordia a consolar a la persona
  • El que reparte da una ofrenda para comprar otra charola
  • El que preside los organiza
  • El que exhorta, anima a la persona a seguir adelante y volverlo a intentar
  • El maestro le da una clase de “cómo llevar una charola”.

Evidentemente no se trata de decir: “Si se trata de dar una ofrenda, que la dé el de repartir”, o “si se trata de hacer misericordia, no es mi don, que venga el de misericordia”.
Todos alguna vez tenemos que hacer de todo, pero hay un don que nos motiva más, que nos hace pensar de esa manera y ver todo de acuerdo a ese don.
¿Cuál será el tuyo?

 

3.NUESTRO MINISTERIO HACIA LOS DE AFUERA
La iglesia es como una embajada 2Cor.5:18-20
La diferencia entre la Iglesia y una embajada “normal”, es que la Iglesia no es embajada de paz, sino de conquista. Nuestra misión es extender el reino de Dios en los corazones de las personas, arrebatándoles del reino de este mundo.
*Este tema se verá en detalle en la Lección 12

 

¿CUÁL ES LA CLAVE DEL ÉXITO DE UNA IGLESIA?
Para tener éxito, una iglesia debe contar con tres fuerzas:

FUERZA ESPIRITUAL

Es decir, debe ser una iglesia de oración esto incluye alabanza y adoración.

FUERZA HUMANA

Es decir, que sus miembros se preocupen de tomar su papel y responsabilidad de ejercer su ministerio

FUERZA ECONÓMICA

Es evidente que el funcionamiento de una iglesia cuesta mucho dinero: instalaciones, equipo, honorarios de los que trabajan de tiempo completo, teléfono, energía eléctrica, materiales, entre otros; además del sostenimiento de misioneros.
Desde el Antiguo Testamento, Dios diseñó un plan económico para subsidiar Su obra. Este plan consistía en 7 tipos de ofrendas que encontramos en Deuteronomio 12:4-6:

Las siete Ofrendas del Antiguo Testamento

  • Holocaustos
  • Sacrificios
  • Diezmos
  • Ofrenda reservada
  • Votos
  • Ofrendas voluntarias
  • Primicias

De estas cuatro eran obligatorias y tres voluntarias. Los obligatorios eran: Holocaustos – que eran ofrendas animales totalmente quemadas, Sacrificios (por el pecado), Diezmos, Primicias (el primer nacido del ganado era para el Señor y también los primeros frutos de la tierra). Con éstas se sostenía el sistema de sacrificios animales, los sacerdotes y los levitas. Los levitas eran los de la tribu de Leví, que estaban encargados de atender las cosas de Dios.
Obras especiales como la construcción del lugar de reunión se subsidiaban con ofrendas especiales. ejem. Exo.35:4-9
A cerca del diezmo:
El primero en diezmar fue Abraham, el amigo de Dios, antes de que la Ley fuera dada Gen.14:20
Más tarde la Ley ordenaba dar el diezmo: Lev.27:30-33; Num.18:21  El que quería “rescatar” el diezmo, tenía que agregar una quinta parte; o sea que Dios cobra el 20 % de interés.

Las promesas de provisión financiera de Dios
Si nosotros sacrificamos económicamente para la obra de Dios, es de esperarse que El nos bendiga:

  • Promesa acerca de los diezmos: ventanas abiertas en los cielos;         bendición hasta que sobreabunde; el devorador reprendido; bienaventuranza. Mal.3:10-12
  • Promesa acerca de las primicias: graneros colmados con abundancia y lagares lugar donde se pisaban las uvas rebosando. Prov.3:9-10
  • Promesa acerca de ofrendas misioneras: todo lo que falta suplido. Fil.4:18-19 Pablo era misionero y le habían enviado una ofrenda.
  • Promesa acerca de dar a los pobres: prestar al Señor si cobra 20 %, ¿cuánto pagará? Prov.19:17
  • Promesa acerca de invertir en el reino de los cielos: 100 veces más en esta vida Mar.10:29-30
  • Promesa general acerca del dar: se nos va dar a nosotros medida buena, apretada, remecida y rebosando Luc.6: 38 Si Le damos cucharadas, nos da tazas; si tazas, nos dará cubetas; si cubetas, tinas.

Definitivamente la mejor manera de invertir nuestro dinero es en el reino, por dos razones: el uso de ese dinero va a servir para extender el reino y los propósitos de Dios y mejorar la vida de mucha gente; y ningún banco hace las promesas que Dios nos da.

 

¿EXISTEN NIVELES ESPIRITUALES EN UNA IGLESIA?
1Juan 2:12-14 El apóstol Juan menciona tres niveles espirituales: Hijitos, jóvenes y padres. Filipenses 1:1 El apóstol Pablo menciona tres niveles también, pero con otros nombres: santos, diáconos y obispos.

HIJITOS O SANTOS
Requisitos: 1Juan 2:12-13 Son dos: que sus pecados hayan sido perdonados por el Nombre de Cristo y haber conocido al Padre. Es decir haber recibido al Señor Jesús como Señor y Salvador.
Responsabilidades: 1Pedro 2:1-3 Son dos: desechar la forma de pensar del mundo y ¡crecer! Todo lo que no crece se estanca.

JÓVENES O DIÁCONOS
Requisitos: 1Juan 2:13-14 Según Juan, son dos: estar llenos de la Palabra y haber vencido al maligno (han desechado la forma de pensar del mundo). 1Timoteo 3:8-13 Según Pablo son varios, pero en esencia tienen que ver con carácter.
Responsabilidades: 1Timoteo 3:10 y 1Corintios 4:2 Que sean fieles en lo que se les ha encomendado.

PADRES U OBISPOS (O ANCIANOS)
Requisitos: 1Juan 2:13-14 Según Juan es uno: Conocer a Cristo (al que era desde el principio); obviamente no se refiere a un conocimiento superficial, sino profundo: de Su manera de pensar, actuar. 1Timoteo 3:1-7 Según Pablo son varios requisitos, resumidos en una palabra: madurez.
Responsabilidades: 1Pedro 5:1-4 Cuidar y alimentar la grey de Dios.

En resumen, la responsabilidad de los hijos es hacia sí mismos; la de los jóvenes hacia su ministerio; y la de los padres hacia la Iglesia.

LAS RESPONSABILIDADES HACIA LOS QUE ESTÁN EN AUTORIDAD:
Hacia los diáconos (los que sirven).- 1Tes. 5:12-13 Reconocerlos, estimarlos y amarlos.
Hacia los ancianos (llamados pastores).- Hebreos 13:17-18 Obedecerlos y orar por ellos.

 

PARA RECORDAR:   
LA MAYORÍA DE LO QUE DIOS HACE EN MI Y ATRAVÉS DE MÍ, LO HACE EN MI IGLESIA, POR ESO DEBO VALORARLA.

 

TEST

  • ¿EN QUÉ SE PUEDE VER LA IMPORTANCIA DE LA IGLESIA?
  • ¿CUÁLES SON LOS TRES MINISTERIOS DE UNA IGLESIA?
  • ¿DÓNDE HABITA DIOS ACTUALMENTE?
  • ¿CÓMO ES LA ALABANZA QUE LE GUSTA A DIOS?
  • ¿CUÁLES SON LAS SIETE MANIFESTACIONES DEL ESPÍRITU SANTO?
  • ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA UNANIMIDAD?
  • ¿CÓMO PODEMOS MANTENERLA? (LA UNANIMIDAD)
  • ¿CUÁLES SON LAS DOS MANERAS EN QUE EJERCEMOS NUESTRO MINISTERIO HACIA LOS DEMÁS?
  • ¿CUÁLES SON LAS TRES FUERZAS QUE LE DAN ÉXITO A UNA IGLESIA?
  • ¿EN QUÉ CONSISTE EL PLAN FINANCIERO DE DIOS?
  • ¿CUÁLES SON LOS TRES NIVELES ESPIRITUALES EN UNA IGLESIA Y SUS RESPONSABILIDADES?
  • ¿CUÁL ES NUESTRA RESPONSABILIDAD HACIA LOS QUE ESTÁN EN AUTORIDAD?
  • PARA RECORDAR
  • Aprender de memoria los versículos de la Base Bíblica: 1CORINTIOS 12:27 Y HECHOS 2:41-42

ANEXO
ASÍ COMO EN EL A.T. HABÍA VARIOS TIPOS DE SACRIFICIOS, EN EL NUEVO PACTO SE MENCIONAN, ADEMÁS DE EL SACRIFICIO DE ALABANZA, OTROS 9. ESTOS SACRIFICIOS, NO SON, COMO ALGUNOS DEL A.T., POR EL PECADO, SINO SON SACRIFICIOS DE GRATITUD, AGRADABLES A DIOS. SON LOS SIGUIENTES:

•NUESTROS CUERPOS RO.12:1.
MUCHOS DICEN: “MI CORAZÓN ES DEL SEÑOR”, PERO SI TUS OIDOS OYEN CHISMES, TUS OJOS VEN TELENOVELAS, TUS PIES NO TE LLEVAN A LA REUNIÓN DE ORACIÓN, TU BOCA NO SE ABRE PARA TESTIFICAR Y TUS MANOS NO DAN A OTROS, DE NADA SIRVE QUE EL CORAZÓN SEA DEL SEÑOR; POR ESO DICE QUE OFREZCAMOS NUESTROS CUERPOS.

EL HACER BIEN Y LA AYUDA MUTUA HEB.13:16
ESTO SE REFIERE A AYUDAR A OTROS CRISTIANOS EN SUS NECESIDADES PRÁCTICAS. VER 1JUAN 4:20; 3:17-18. ROM.15:30-31 PABLO SE PUSO A ESCRIBIR CARTAS PARA PEDIR FONDOS PARA LOS CRISTIANOS QUE ESTABAN EN JERUSALÉN QUE LA ESTABAN PASANDO MAL, LUEGO FUE A RECOGER LAS OFRENDAS A LAS IGLESIAS, PARA LLEVARLAS PERSONALMENTE A JERUSALÉN (UN VIAJE LARGUÍSIMO): A TODO ESTE SERVICIO PABLO LE LLAMA UNA “OFRENDA”.

EL ESPÍRITU QUEBRANTADO SAL.51:17
DEFINITIVAMENTE LA SOBERBIA NO AGRADA A DIOS. EL CONTEXTO DE ESTE SALMO ES DE ARREPENTIMIENTO. DAVID HABÍA PECADO, PERO EN VEZ DE JUSTIFICARLO O EXCUSARLO, OFRECE A DIOS UN SACRIFICIO DE QUEBRANTO Y HUMILDAD. ESTE SENIR LO ENFATIZA TAMBIÉN PEDRO EN CUESTIÓN A LA SUJECIÓN A LA AUTORIDAD: 1PED.5:5.

• LA MINISTRACIÓN A LA FE DE LOS DEMÁS FIL.2:17
PABLO HABLA DEL “SERVICIO DE VUESTRA FE”, COMO UN “SACRIFICIO”. UNO DE LOS SACRIFICIOS QUE AGRADAN A DIOS ES CUANDO EDIFICAMOS LA FE DE OTROS AL COMPARTIRLES LO QUE DIOS NOS HA DADO. PABLO DICE QUE PARA SERVIR A SU FE, ESTABA DISPUESTO A SER “DERRAMADO EN LIBACIÓN”, EL HACE REFERENCIA A UN TIPO DE SACRIFICIO DEL A.T. EN EL QUE TOMABAN VINO O ALGÚN LÍQUIDO Y LO DERRAMABAN EN TIERRA, UQERIENDO DECIR CON ESTO QUE ESTABA DISPUESTO A DAR SU PROPIA VIDA EN SACRIFICIO GOZOSO.

LAS ALMAS ROM.15:16
LA GENTE INCONVERSA QUE SE HACE CRISTIANA ES UNA OFRENDA AGRADABLE A DIOS QUE EL ESPÍRITU SANTO SANTIFICA (APARTA PARA EL).

DAR A LOS POBRES ROM.15:26
HEMOS MENCIONADO QUE LOS HERMANOS DE JERUSALÉN LA ESTABAN PASANDO MAL; EL DONATIVOQUE SE RECOLECTÓ PARA ELLOS SE LE LLAMA “OFRENDA”.

• DAR A LOS SIERVOS DE DIOS Y LA OBRA DE DIOS FIL.4:10, 15-19
PABLO LLAMA A LAS OFRENDAS QUE LE ENVIABAN “SACRIFICIO ACEPTO, AGRADABLE A DIOS”

• ORACIÓN AP.5:8

• JUSTICIA SAL.4:5
EN EL CONTEXTO DE LA BIBLIA, JUSTICIA SIGNIFICA “CUMPLIR LA TOTALIDAD DE LOS REQUERIMIENTOS DE DIOS”. O SEA, VIVIR COMO DIOS QUIERE.

¡ASI QUE CUANDO NOS REUNIMOS, NO SOLO ES PARA OFRECER ALABANZA, SINO LOS DIEZ SACRIFICIOS ESPÌRITUALES!

LOS BENEFICIOS DE ESTOS SACRIFICIOS
DIOS ES AMOR Y BONDAD, ASÍ QUE EL USA ESTOS SACRIFICIOS PARA SATISFACER NUESTRAS NECESIDADES.

SACRIFICIO
ALABANZA
NUESTRO CUERPO
HACER BIEN
ESPÍRITU QUEBRANTADO
MINISTRAR LA FE DE OTROS
ALMAS
DAR PARA LOS POBRES
DAR PARA LA OBRA Y LOS SIERVOS
ORACIÓN
JUSTICIA

BENEFICIO
PLENITUD DE GOZO
LA LLENURA DE SU ESPÍRITU
SENTIDO DE REALIZACIÓN
PAZ
SENTIDO DE IMPORTANCIA
SER TRASENDENTES
PRESTAR AL SEÑOR
ENTRAMOS A SU PACTO ECONÓMICO (FIL.4:19)
SEGURIDAD (APARTE DE LA RESPUESTA MISMA)
EXITO

 

*NOTA A CERCA DE LA UNIDAD DE LA IGLESIA
CADA CONGREGACIÓN ES PARTE DE UN TODO
EL CUERPO DE CRISTO ES UNO; AUNQUE TIENE VARIOS MIEMBROS U ORGANOS DIFERENTES; EL EJÉRCITO ES UNO, AUNQUE TIENE DIFERENTES DIVISIONES Y REGIMIENTOS. ES MUY IMPORTANTE QUE NO CAIGAMOS EN DOS EXTREMOS:

  • NO ASENTARSE EN UNA IGLESIA Y EN LUGAR DE ESO IR DE IGLESIA EN IGLESIA CON EL PRETEXTO DE QUE “LA IGLESIA DE CRISTO ES UNA SOLA”.
  • ESTAR TAN ARRAIGADO EN LA IGLESIA DE UNO, QUE NO RECONOZCA LAS DEMÁS IGLESIAS LOCALES O LAS CRITIQUE.

 LOS CRISTIANOS DEBEMOS ESTAR UNIDOS, ESTO NO SIGNIFICA QUE SEAMOS UNIFORMES: CADA IGLESIA CRSITIANA TIENE SU LUGAR, DONES Y PROPÓSITO. DEBEMOS RESPETAR A LOS DEMÁS AUN SI SU FORMA DE ADORAR ES DIFERENTE O SUS MÉTODOS DE TRABAJO NO VAN CON LOS NUESTROS Y PROCURAR ESTAR UNIDOS CON ELLOS EN LO ESCENCIAL.
RECORDEMOS: MÁS COSAS SON LAS QUE NOS UNEN QUE LAS QUE NOS DIVIDEN: UN SOLO CUERPO, UN SOLO ESPÍRITU, UNA MISMA ESPERANZA, UN SOLO SEÑOR, UNA SOLA FE, UN SOLO BAUTISMO, UN SOLO DIOS Y PADRE. VER EFE.4:1-6

LA CLAVE DE LA UNIDAD QUE CRISTO TANTO ANHELA ES FIJARNOS EN LO QUE TENEMOS EN COMÚN Y NO EN LO QUE SOMOS DIFERENTES.

NOTA: LA UNIDAD DE LA QUE JESÚS NOS HABLA ES UNIDAD DE ESPÍRITU Y PROPÓSITO (QUE EL REINO DE DIOS SE EXTIENDA); NO DE ORGANIZACIÓN.

 

Derechos reservados © Centro Cristiano Plenitud. Puebla, México 2013