COMO VENCER A NUESTRO ENEMIGO

Una de las cosas que caracterizaron el ministerio de Jesús fue su autoridad contra los demonios. Él sabía que muchas enfermedades y males eran causados por ellos. Fue el Señor el que nos enseño a “atar al hombre fuerte” para poder saquear sus bienes.

EN ESTA LECCIÓN APRENDERÁS  A VENCER AL ENEMIGO DE TU ALMA

BASE BÍBLICA:  EFESIOS 6:12 

•¿CONTRA QUIÉN ES NUESTRA LUCHA?

Quiera o no, el cristiano está inmerso en una lucha espiritual. Haremos, por lo tanto, muy bien en conocer a nuestro enemigo, saber cómo nos ataca y sobre todo, como podemos enfrentarlo y vencerlo. Cuando los españoles conquistaron América, en un principio durante las batallas, los indígenas lanzaban sus flechas contra los caballos no contra el jinete. Ellos pensaban que el enemigo era el caballo; no se dieron cuenta que el caballo sólo estaba siendo usado.
La lucha del cristiano no es contra personas, y a veces ni contra sí mismo. Estas son algunas actitudes que espíritus inmundos pueden provocar en la gente o en nosotros si no estamos alerta y usamos nuestras armas: división y desintegración familiar, opresión, sentido de culpabilidad, envidia, inseguridad y ansiedad, duda respecto a DIOS y Su Palabra, hostilidad contra otros, sentido de inferioridad o fracaso, o por el contrario sentido de superioridad, inhabilidad para concentrarse en la oración, la lectura bíblica o la alabanza, adicción o hábitos que no se pueden vencer, pensamientos obsesivos, blasfemos o fuera de la realidad, ceguera de los incrédulos a las cosas de Dios (2Cor.4:3-4).

El libro de Proverbios nos dice que “con ingenio (astucia) harás la guerra” (24:6ª) Una de las cosas más importantes para poder ganar una guerra es conocer al enemigo. Los buenos boxeadores pasan horas examinando  videos de su contrincante para poder detectar tanto sus puntos fuertes  como los débiles y así estar preparados los mejor posible para el combate. De la misma manera es necesario que miremos en las Escrituras las claves que el Señor nos da acerca del origen, naturaleza, los propósitos, los métodos y los recursos que emplea nuestro enemigo: satanás.

 

EJEMPLOS DE LA NECESIDAD DE USAR NUESTRAS ARMAS ESPIRITUALES:
Por el año de 1943, un misionero en el Tíbet comentó la siguiente historia:
"El ministerio en el Tíbet siempre se caracterizaba por la gran cantidad de personas poseídas por espíritus inmundos.  En una ocasión, al estar liberando a una persona, el demonio dijo lo siguiente: "si no fuera por la mayoría de nosotros están en Europa ahora, nunca nos hubieras podido sacar de este cuerpo". En ese tiempo en Europa estaba desatada la segunda guerra mundial!. Tal vez esto sea la explicación de como los nazis pudieron ser tan despiadados y sádicos con los judíos en esa época donde hacían con los judíos cosas verdaderamente demoníacas.

A continuación vamos a leer  algunos ejemplos dados por un Pastor:
-"Por muchos, había orado que mi hermano mayor fuese salvo, este era la oveja descarriada de la familia, a pesar de mis oraciones iba de mal en peor. En una ocasión tomé la autoridad en el Nombre de Jesús para quebrantar el poder del diablo en la vida de mi hermano y reclamar la salvación. El diablo trato de decirme que mi hermano nunca seria salvo, pero yo me reí y demandé su salvación. Al poco tiempo mi señora me escribió diciéndome que mi hermano ya había sido salvo."

-"Cuando yo era un joven pastor, servía en una iglesia durante la crisis económica. Tenia una madre viuda, y un hermanito que mantener. Mi madre podía pagar los impuestos y gastos de la casa, y mi salario compraba los víveres.
Tenia solo dos pantalones. Era lunes y alguien me robó los pantalones, y me tocaba predicar el jueves. Oré y traté con el espíritu malo que influenció a la persona de robar. Le ordené que pusiera termino a esta acción. Cuando llegue a casa el jueves por la tarde sabía que encontraría mis pantalones, y así fue. La persona que me los robó los había devuelto"

LA NATURALEZA DE NUESTRO ADVERSARIO

SU NOMBRE Y ORIGEN
El nombre "satán" significa "adversario" o "el que se opone". Originalmente él era un ser angelical creado en absoluta belleza y de una jerarquía muy alta. Sin embargo, se envaneció y pretendió ser como DIOS, entrando en él la rebeldía y arrastrando con esta rebeldía a una tercera parte de los ángeles de DIOS. DIOS por lo tanto lo echó de Su Presencia despojándolo de todo privilegio. Esto lo podemos leer en Ezequiel 28:12-19; Apocalipsis 12:3-4.

La caída de Satanás

Ezequiel 28:12-19 nos describe la caída de lucero Isaías 14:11-17 también
Podemos ver que tenía un lugar de gran importancia en el cielo.
Su pecado comenzó con su enaltecimiento v. 17 Isaías 14:14 eso hizo que su sabiduría  fuera corrompida  (comenzó a pensar locuras). Comenzó a hacer labor “proselitismo” v.16,18 (la palabra contrataciones o comercio en la versión moderna , lit significa “ir de casa en casa vendiendo). Finalmente se rebeló abiertamente y pisoteó todo lo santo v.18 se convirtió en el opositor de Dios y tuerce, contradice y niega todo lo que es Dios (con razón algunos discos de grupos de rock satánicos traen blasfemias al revés). Este ser al revés de Dios (en moralidad, mas no en poder) Dios promueve humildad, él soberbia; Dios sumisión, él rebeldía; Dios amor, él egoísmo; Dios dominio propio, él libertinaje. Este ser es un gran “comerciante” engañador., él opera en la gente sin Cristo, haciéndoles creer que lo opuesto a Dios es mejor.

Satanás odia a DIOS y todo lo que tiene que ver con El. Los seres humanos fuimos creados "a la imagen de DIOS", por lo tanto nos odia también. El tiene atrapada a la humanidad en prisiones de engaño y falsedad. Cuando alguien conoce la verdad del Señor y Su Palabra, él hará todo lo posible para que no "se le escape de las manos". Esta es la razón por la que cuando alguien se entrega a Cristo, a veces las cosas parecen salir "peor" al principio.
Lo que satanás quiso hacer (exaltarse a sí mismo y llegar a ser como DIOS), es ridículo y le costó ser echado del cielo. Sin embargo, él intenta hacer que los humanos caigamos en su mismo error. Nos induce a que nosotros, que somos limitados y finitos, vivamos nuestras vidas sin DIOS, independientes de El... intentar vivir sin DIOS es creerse DIOS.

LAS DESIGNACIONES DE SATANÁS     NATURALEZA DE SATANÁS
A. Nombres:   A. Su carácter

Satanás (adversario)
Diablo (calumniador)
Lucifer (latín “que lleva luz”, hijo de la mañana)
Beelzebú  (Mateo 12:24
Belial (2 Corintios 6:15)  

1. Es criatura (Ezequiel 28:14)
2. Es un ser espiritual (Efesios 6:11-12)
3. Es del orden de los ángeles llamados querubines (Ezequiel 28:14)
4. Era el más elevado de las criaturas angélicas
(Ezequiel 28:12)
B. Títulos       
B. Sus rasgos personales
Maligno (1 Juan 5:19)
Tentador ( 1 Tesalonisenses 3:5)
Príncipe de este mundo (Juan 12:31) 
Dios de este siglo (2 Corintios 4:4)
Príncipe del poder del aire (Efesios 2:2)

Acusador de los hermanos (Apocalipsis 12:10)

1. Es un homicida (Juan 8:44)
2. Es un mentiroso (Juan 8:44)
3. Es un pecador fijado ya en el pecado (1 Juan 3:8)
4. Es un acusador (Apocalipsis 12:19)
5. Es un adversario (1 Pedro 5:8)

C. Representaciones  C. Sus limitaciones
Serpiente (Apocalipsis 12:9)
Dragón (Apocalipsis 12:3) 
Angel de Luz (2 Corintios 11:14)  
1. Es una criatura, por tanto no es omnisciente ni infinito.
2. Puede ser resistido por el cristiano
(Santiago 4:7)
• Dios le pone limitaciones (Job 1:12)

 

SU FUERZA
satanás es un enemigo formidable para el hombre por su gran astucia. satanás no es ni omnisciente, omnipresente, ni omnipotente como DIOS. Comparativamente hablando, el enemigo no tiene fuerza ante DIOS (Isa.44:8), pero sí la tiene ante el hombre que vive independiente de DIOS.
Su fuerza radica en dos cosas:
Tiene un ejército grande. Efesios 6:12 nos dice que la lucha del pueblo de DIOS es contra un ejército bien organizado de maldad espiritual. Principados, potestades, gobernadores de las tinieblas; estos nombres nos hablan de una jerarquía militar. "Huestes" significa "ejércitos"; recordemos que satanás arrasó con un tercio de los ángeles de DIOS con él. Estos ángeles caídos son los que la Biblia llama "demonios" o "espíritus inmundos".
Tiene una gran habilidad para el engaño. Jesús lo llamó "Padre de mentira" (Juan 8:44); en Apocalipsis nos dice que este ser "engaña al mundo entero" (12:9); y en Génesis se nos dice que este ser es sumamente astuto (3:1).
satanás no va a venir con cola y cuernos, viene de manera tan sutil que a veces es difícil percibirlo. Hay dos extremos en los que el quisiera que cayéramos en cuanto a él: que no existe, o que le tengamos temor y lo estemos viendo por todos lados. Cuidarse de estos dos extremos.

Sus Propósitos

Juan 10:10 nos dice sus propósitos: hurtar, matar y destruir. Como dijimos antes, Satanás odia al hombre, quien fue hecho a la imagen de Dios. EL es un ser cruel e inmisericorde que buscará a toda costa hurtar las bendiciones y los propósitos de Dios; destruir familias, vidas, la imagen de Dios en el hombre, la comunión del hombre con su Creador y finalmente dar muerte física y espiritual a los hombres. Este ser es nuestro verdadero enemigo y adversario.
¿Cómo puede satanás hurtar, matar y destruir? Cuando alguien se encuentra bajo la protección de Dios, satanás no puede hacer nada que Dios no le permita (Salmos 91). Para poder lograr sus objetivos, entonces necesita “sacarnos de la protección divina” Para hacerlo nos hace creer  la gran mentira de la humanidad: Que el hombre puede vivir independiente de Dios.  Querer vivir independientes de Dios es una tontería, ya que El es la vida. Pensar que no necesitamos a Dios es creernos dioses. Eso es lo que satanás intenta; desde el principio le dijo a Eva: “Seréis como Dios” EL intenta que caigamos de la misma manera que él cayó: Por altivo y soberbio “Tú que decías en tu corazón:  Subiré al cielo... Levantaré mi trono...Seré semejante al Altísimo”. Isaías 14:13-14).

 

SU MÉTODO PRINCIPAL
La Biblia llama a satanás “la serpiente antigua” (Génesis 31:1, Apocalipsis 12:9). Normalmente la forma de atacar de una serpiente es de esconderse para atacar por sorpresa. Así obra satanás: rara vez nos atacará directamente; normalmente lo hace  de una manera sutil; tal vez influenciará  a personas para lograr sus propósitos de hurtar, matar y destruir. Un ejemplo drástico de esto fue Hitler, pero esto también se ve en la vida diaria: El padre que dice cosas hirientes a sus hijos, el hermano que chismea de otro, etc.
Una manera muy común en que la serpiente antigua ataca, es por medio de pensamientos que vienen a nuestra mente. Efesios 6:16, nos habla de “los dardos de fuego del maligno”, estos dardos son pensamientos contrarios a la voluntad de Dios que él trata de meter en nuestra mente. Recordemos, que estos pensamientos en sí no son pecado, el pecado se produce si les hacemos caso en vez de resistirlos en el Nombre de Jesús.

Evidentemente, su arma principal es la mentira. Claro, disfrazada de tal modo que es, a veces, difícil distinguirla. Por eso es necesario que el cristiano esté bien cimentado en la verdad: la verdad acerca de Dios y acerca de sí mismo, como un hijo de Dios. ¿Qué clase de mentiras usa satanás?

La calumnia

Esta es una de sus principales mentiras. Otro de los nombres de este ser: diablo, significa precisamente eso: calumniador. Calumniar es distorsionar para mal la imagen de alguna persona.
Estas calumnias incluyen a:

-Dios mismo: Intentará distorsionar la verdadera imagen de DIOS. Nos tratará hacer creer que El no es bueno, que no nos ama, que no se interesa por nosotros, que no nos perdonará nunca.
Ejemplo: Génesis 3:4-5 En este pasaje podemos ver que indirectamente satanás está diciendo que Dios es mentiroso y que El priva al hombre de lo bueno; es decir, que la felicidad se encuentra al no hacer lo que Dios nos dice. Su táctica es hacernos creer que la voluntad de Dios no es lo mejor para nuestras vidas; que EL en realidad no nos ama; que Dios es un ogro; que El no se interesa por nuestros problemas; que Su voluntad es lo más aburrido que existe.

Te invito a unirte en la siguiente declaración de fe en cuanto a la Persona de DIOS: (Hazlo en voz alta)
"Yo creo un solo DIOS verdadero; El es el Creador de todo lo que existe. Aunque DIOS es uno, se manifiesta a Sí mismo en tres personas distintas:
El Padre, Quién me ama y me ha adoptado como hijo suyo. El quiere lo mejor para mí y responde cada una de mis oraciones. Mi Padre nunca me dejará ni me desamparará, si yo pecare, El me perdonará, y si yo persisto en pecar, El me disciplinará.
El Hijo, Quién es el Heredero de todo, la razón por la cuál el universo existe. Jesús es, asi mismo, mi único y suficiente Salvador, y Quién intercede al Padre siempre por mi. Su sangre me ha salvado y me limpia de todo pecado. El es, además, mi Maestro, de Quien aprendo y a Quien obedezco. El es mi libertador.
El Espíritu de DIOS, es la tercera Persona de la Trinidad, DIOS mismo viviendo en mí. Con El tengo comunión. El me enseña, me redarguye, me da entendimiento, me recuerda la Palabra de DIOS y me da poder para vivir una vida victoriosa y para ser testigo de Jesús."

-Nosotros mismos: El tratará de hacernos sentir más o menos de lo que somos. Nos tratará de meter, ya sea soberbia, altivez, orgullo y vanidad, o por el contrario, hacernos sentir menos, que no somos nada, que no valemos, y que no podremos.
Una estrategia clásica de el, es venir con pensamientos impuros, como si vinieran de nosotros, y luego acusarnos por eso.
Repasar Tabla de nuestra identidad en Cristo de la lección del Nuevo Pacto.

-Otras personas: Especialmente seres queridos, nuestro cónyuge y hermanos de la Iglesia. Esto lo hace para causar división, ya que es en la unidad donde Dios se manifiesta plenamente.
Una de las cosas que más le agradan son las divisiones, especialmente cuando se producen por “malos entendidos”. Este ser es experto en crear enemistades, basadas en falsas sospechas, prejuicios y malos pensamientos. En Marcos 7:21 Jesús dice que una de las cosas que sale del corazón humano y contamina al hombre son los malos pensamientos; esta palabra se refiere a estar siempre sospechando de otras personas.

 

OTRAS MENTIRAS COMUNES INCLUYEN:
-Las acusaciones. Apo.12:10; Rom.8:33
-La condenación. Rom.8:1, 34
-La auto complacencia antes de la obediencia a Dios Mat.16:21-23
-La exageración. “Todos los matrimonios acaban en divorcio” “Nadie te quiere”.
-La mentira descarada. 2Rey.18:25 (ver contexto) Muchas veces el enemigo trae enfermedad, calamidad, división, etc. y nos dice que viene de Dios. Si un “mensajero” viene a nosotros y nos trae una serpiente venenosa de “parte” de nuestro mejor amigo, ¿le creeríamos? Ver también 1Juan 4:1
-La amenaza. Si sirves a Dios, satanás se va a desquitar. En los países budistas, es común que la gente tenga miedo de convertirse al cristianismo, porque “buda se enoja con ellos”.
-La intimidación. El sabe que el temor paraliza, por eso esa es una de sus armas favoritas. El Señor nos dice siempre que no temamos.  El único temor saludable es el temor del Señor.
-La duda. A Jesús le dijo “si en verdad eres Hijo de Dios”, Jesús era Hijo de Dios
-El reto. A Jesús lo retó a demostrar que de verás era hijo de Dios. A muchos los atrapa así: que demuestren su hombría, si son valientes, etc.
-El menosprecio. 2Rey.18:22,24
-La fachada falsa. Todas las manzanas de satanás tienen gusanos por dentro. Las tentaciones de satanás apelan a necesidades legítimas, pero nos ofrece una alternativa que no es la de Dios. ¿Tienes necesidad de intimidad? Fornica; ¿Tienes necesidad económica? Roba, etc.
-Las ofertas falsas. El es experto haciendo que la gente invierta su vida “persiguiendo el viento”. “Si tuvieras eso o aquello, serías feliz”; “si tuvieras tal logro”; “si fueras famoso”
-El placer momentáneo. El es el autor de filosofías tales como: vive el momento, no hay absolutos, etc.
Nos hace creer que el pecado eleva nuestro ego.- Si lo cometemos seremos más valientes o más admirables, o más hombre o más mujer.
Tratará de que probemos lo que somos.- Dos de las tentaciones de Jesús comenzaron con: “Si eres el hijo de Dios... Pruébalo” ¡Cuántas personas hacen tantas cosas nada más para probar quiénes son! El muchacho que arriesga su vida para probar que es muy hombre; el que se alcoholiza o golpea a su mujer por la misma razón; la mujer que cae en pecado para probar que es hermosa. Guerras han comenzado, gente muerto, amistades se han acabado, porque gente insegura quería probar quién era. El cristiano no tiene que probar nada, él es lo que Dios dice que es y punto. Su motivación al hacer las cosas  debe ser la gratitud a Dios y el amor a los semejantes. Buscar hacer cualquier cosa, incluidas actividades “cristianas” para probar quién es uno, es caer en la trampa del diablo.
*Una táctica más, es hacernos sentir inseguros de la provisión de Dios para nuestras necesidades, y que las busquemos satisfacer fuera de Su voluntad.

 

Haz una lista de los pensamientos que el enemigo usa para atacarnos. Para ello puedes usar esta "guía":
Pecado_______________________________________________________________________
Desánimo_____________________________________________________________________
Desilusión_____________________________________________________________________
Desesperación_________________________________________________________________
Depresión_____________________________________________________________________
Amargura_____________________________________________________________________
Desesperanza__________________________________________________________________
Pleito_________________________________________________________________________
División_______________________________________________________________________
Orgullo_______________________________________________________________________
Soberbia______________________________________________________________________
Otros_________________________________________________________________________

 

VENCIENDO A satanás

LAS BASES PARA VENCER A SATANÁS

1. LA SANGRE DEL CORDERO DE DIOS Y NUESTRA NUEVA IDENTIDAD EN EL APOCALIPSIS 12:11
En la lección del Nuevo Pacto, vimos lo que la sangre de Jesús significa para Dios y para satanás (hacer repaso).
La preciosa Sangre de Jesús tiene un significado doble para el creyente, que se ve en Apocalipsis 1:5-6:
1. Su Sangre es nuestra reconciliación con DIOS. Es la base por la que nos podemos acercar a DIOS. "...Nos lavó de nuestros pecados con Su Sangre, y nos hizo... sacerdotes para DIOS..." La Sangre de Cristo, y sólo eso, nos hace dignos ante DIOS (Heb.9:27-28; 10:12-22).
2. Su Sangre es nuestra recuperación de la posición perdida. ¿Recuerda usted que DIOS nos había hecho para señorear (Ser reyes); y que por el pecado perdimos eso y nos hicimos esclavos de satanás? Ahora el sacrificio de Cristo nos "devuelve" nuestra posición de privilegio y autoridad. "...Nos hizo reyes..."

Los versículos 22-23 del capítulo uno de Efesios, nos dicen que todo está sometido a los pies de Cristo, y que la Iglesia es Su Cuerpo. Si la Iglesia es el Cuerpo, ¿en dónde están satanás y sus demonios con relación a la Iglesia?

 



En la guerra espiritual, para el cristiano no es opcional usar su posición de autoridad en Cristo: No le queda de otra. Satanás quisiera que los cristianos no se dieran cuenta de su posición de autoridad en Cristo. Mientras los cristianos sigan siendo unas "pobres almas que pretendan vivir una vida piadosa, resignándose a todo aquello que pueda venir", el diablo estará muy contento. El día que los cristianos toman su posición y autoridad que Cristo ganó para ellos, ese día el diablo tiembla.
Cuando oramos y cuando estamos haciendo la guerra espiritual, es necesario "vernos" donde DIOS nos ha puesto: Delante de Su Trono y por encima de todo principado y potestad. Cuando nos vemos así, entonces tendremos mas confianza en nuestras oraciones y al hacer guerra.
Dice el hermano K. Hagin: “Cada escritor del Nuevo Testamento siempre indicó que el creyente es el que tiene que enfrentarse al diablo, puesto que se le ha dado autoridad sobre él. Mi autoridad fue delegada a la Iglesia" (Mar.16:17; Stg.4:7 (La palabra "huir" en este pasaje significa correr de alguien por miedo) ¿Quién debe resistir al diablo, DIOS o nosotros? El hermano Hagin dice que entendió ésto, él ha ejercitado su autoridad dada por DIOS, y ha visto a los demonios huir. "No porque tuvieran miedo de mí". Dice él, "Sino de Aquel a quien represento"; Efe.4:27 aquí dice que no demos lugar al diablo. Lugar o permiso. Si nosotros no le damos permiso, el diablo no tiene absolutamente ningún poder en nuestras vidas.

EJEMPLOS:
El hermano Keneth E. Hagin (con más de cincuenta años en el servicio del Señor, un siervo grandemente usado por El), cuenta que en una ocasión tuvo una visión (no un sueño). En esa visión él estaba platicando con el Señor Jesús; y mientras lo hacían sucedió lo siguiente:
"Cuando el Señor me estaba hablando, un espíritu inmundo que parecía un mono corrió hasta quedar en medio del Señor y yo y sacó algo parecido a una nube negra. Ya no pude ver al Señor. Podía escuchar la voz de Jesús pero no podía entender las palabras.
Pensé por dentro: "¿No sabe el Señor que me estoy perdiendo de lo que me está diciendo?". Me preguntaba por qué Jesús no le ordenó al espíritu inmundo que se detuviera. Esperé un poco más; Jesús estaba hablando como si ni siquiera supiera que el espíritu inmundo estuviera presente. Me seguía preguntando por qué el Señor no lo echaba fuera.
Finalmente, en mi desesperación, me dirigí al espíritu inmundo y le dije: "Te ordeno callarte y salir de aquí en el Nombre de Jesucristo". El espíritu cayó al piso y salió huyendo.
Sabiendo lo que estaba yo pensando, el Señor me dijo: "Si tú no hubieras hecho algo, yo no lo hubiera hecho. Hijo, -el Señor me indicó- no hay un solo lugar en el Nuevo Testamento en que diga a los creyentes que oren para que yo haga algo en contra del diablo. Si los creyentes hacen esto, están perdiendo el tiempo. DIOS ha hecho todo lo que va a hacer contra el diablo por ahora, hasta que venga el ángel, lo encadene y lo arroje al abismo".

 

2. UNA VIDA DE ORACIÓN

3. OBEDIENCIA A DIOS  SANTIAGO 4:7
La base para la autoridad espiritual se basa en las palabras de Jesús: “él nada tiene en mi” (Juan 14:30). Cada punto donde existe desobediencia al Señor y Su Palabra constituye una puerta abierta a satanás. Lo primero es entonces eso: detectar las áreas donde hemos dado autoridad al enemigo por nuestra desobediencia y “cerrar las puertas”.

¿Cómo cerrar puertas abiertas?

  • Arrepentirse del pecado
  • Confesar el pecado a Dios
  • Renunciar al pecado en voz audible en el Nombre de Jesús. Mateo 12:37

 

LAS ARMAS PARA VENCER A SATANÁS

Si el cristiano quiere salir triunfador en la batalla espiritual es necesario que está consciente de que "más son los que están por nosotros que contra nosotros". Cristiano, recuerda que DIOS está por ti, Jesucristo es Tu Capitán y Su Sangre te protege, el Espíritu Santo ha sido enviado para ayudarte y dos terceras partes de los ángeles de DIOS están listos para pelear. Si el cristiano se somete a DIOS y usa las armas que DIOS le ha dado, ¡nada impedirá que sea mas que vencedor!

 

1. LA VIGILANCIA ESPIRITUAL
El cristiano necesita "estar abusado" y discernir los ataques sutiles del enemigo. Esto no significa que ande viendo demonios en todo, ni que todo lo atribuya al diablo. Significa que esté consciente que ciertas situaciones negativas que lo rodeen son por causas espirituales; así como ciertos hábitos y tentaciones que él enfrenta (1Ped.5:8). Hacer énfasis en esto, porque algunos sólo ven al chamuco, y Dios quiere que le veamos a El. “Toda la tierra está llena de Su gloria” (De Dios, no del diablo). “El Señor guarda en completa paz a aquel cuyo pensamiento en El persevera”; una persona que medita en el diablo y no en Dios no va a tener paz.

2. LA COBERTURA DE DIOS   SALMO 91
Si Dios nos está guardando, ¿quién puede hacernos frente? Por esto es indispensable que el cristiano:
se someta a Dios
(1Ped.5:6-9) Cristianos rebeldes son presa fácil para el enemigo;
se fortalezca en el Señor
 (Efe.6:10-11), esto nos habla de una vida de oración, comunión con el Espíritu Santo y meditación en la Palabra, y
se ponga toda la armadura de Dios
(Efe.6:11,13-17). Los elementos de la armadura que no pueden faltar:
-La Verdad. El cristiano debe estar bien fundamentado en la verdad, ya que el arma de satanás es la mentira. Sobre todo la verdad acerca del carácter de Dios y su identidad como hijo de Dios. Esto vence la exageración, la calumnia, la distorsión, la duda, etc.
-La Justicia. Recordemos que es la armadura de Dios, no nuestra; por lo tanto esta justicia es de Dios, no nuestra. Esta justicia tiene dos aspectos:
 - El legal.- por el sacrificio de Cristo somos ahora legalmente justos. Cristo mismo y nuestra fe en El, no nuestras obras, constituyen nuestra justicia. Esto vence la acusación y la condenación.
 - El práctico.- esto nos habla de vivir una vida recta ante Dios, para que así el enemigo no tenga de donde “agarrarse”.  Efesios 4:25-5:4 nos dice como quitarle lugar a satanás. Jesús dijo: “el enemigo nada tiene en mí”. Una clave importantísima para vencer a satanás es que no tenga lugar. Esto vence la auto complacencia, el placer momentáneo, etc. Además debe aprender a ser honesto y transparente con Dios y los que le rodean.
-El Evangelio de la Paz. Estar bien parados en el hecho de que tenemos paz con Dios, y estar listos para anunciarlo siempre: predicar el evangelio ahuyenta a satanás ya que es la proclama del triunfo de Cristo (Apo.12:11).
-La Fe. Recordar definición de fe: certeza (título de propiedad), convicción (ausencia de duda) y objeto de la fe: la persona de Cristo, Su obra (la importancia de Su sangre) y Sus promesas.
-La Salvación. El cristiano necesita estar “bien parado” en el pacto de la sangre de Cristo y sus realidades.

3. LA PALABRA DE DIOS.
Recordemos que Jesús venció a satanás con “Escrito está”. Esto nos habla de confesar la Palabra del Señor; sobre todo, aquellas promesas que el nos ha hecho personalmente. (1Tim.1:18).
Existe un principio muy importante: La combinación de la fe con las palabras. Para la salvación, por ejemplo es necesaria la fe y la confesión de esta fe (Rom.10:10). Recordemos que los mismos principios que operan para salvación, operan todas las bendiciones que el Señor ha ganado para nosotros: para sanidad, santidad, respuesta a oración, provisión, etc. es necesaria la fe del corazón y la confesión de esta fe.
La fe es activada por medio de las palabras; la combinación de lo que creemos con lo que decimos, tiene un poder creativo.
Marcos 11:22-23. Este es otro pasaje que nos da más luz acerca de este tema. La ocasión de esta enseñanza es debido a la higuera que Jesús maldijo y se secó (vs. 12-14; 20-21). Los discípulos se sorprendieron que lo que Jesús le dijo a la higuera sucedió. El Señor usa esto para ilustrar la enseñanza que da en el versículo 23. En este versículo, ¿Cuántas veces se menciona la palabra "creer"? Y ¿Cuántas veces se usa el verbo "decir"?
Según este versículo, ¿Será hecho lo que creemos, lo que decimos o lo que creemos  y decimos?
Este versículo indica claramente que el creer con el decir producen un cambio en el mundo natural. En este ejemplo produce que un monte se eche al mar: Eso es algo sobrenatural. Cuando creemos y hacemos declaraciones de fe podemos hacer que verdaderos milagros ocurran!
Cuando estamos intercediendo al Señor por alguien o estamos pidiendo algo, debe llegar el momento en que sabemos que  DIOS nos ha contestado ya. Entonces, es cuando debemos confesar que ya tenemos lo que hemos pedido. Hebreos 11:1 nos dice que la fe es la "Certeza de lo que se espera". Certeza era la palabra que los griegos usaban para "Título de propiedad". La fe es el título de propiedad de lo que tenemos. Cuando vamos a la tienda y compramos un mueble, lo pagamos y nos dicen que nos lo van a enviar. Aunque todavía no está en casa, nosotros empezamos a decir: "Qué bonito está nuestro mueble", y hasta le contamos a nuestro vecinos. Sería tonto decir, después de haber pagado el mueble: "Ojalá que algún día tengamos el mueble", o algo parecido.
Si nosotros oramos con fe, pero luego decimos lo opuesto, nuestra oración es desactivada por nuestra confesión, y nunca recibiremos lo que estamos pidiendo.

De la misma manera, el confesar lo negativo, le da entrada a satanás porque es como si le estuviéramos dando la razón y glorificando. A veces nos sentimos presionados por la conversación que estamos teniendo, o por no "hacernos los espirituales" a decir cosas negativas. Es ahí donde tenemos que hacer caso al libro de Proverbios cuando nos dice: "El que mucho abre los labios tendrá calamidad", y "El que guarda su boca, su alma guarda de angustias".
EJEMPLOS:
En una ocasión estaba "apretado" (el pastor) económicamente. Tenía el dinero justo que había presupuestado para el mes. Al ir a pagar un recibo se me perdieron N$ 50.00. Me dieron ganas de llorar; tanto esfuerzo para ganarlo y que se pierda así. Al poco rato, el Espíritu Santo me recordó Quién era mi Proveedor. "Yo soy tu Proveedor aunque pierdas el dinero". Junto con mi esposa empezamos a alabar al Señor y a declarar: "El Señor es nuestro Pastor, nada nos faltará". Cuando llegaba el sentir de frustración por dinero perdido, volvía a declarar lo mismo, sin caer en la tentación de quejarme. A los 3 días un hermano me vio y me dijo: "El Señor me dijo que te diera esto". Era un sobre con N$ 150.00.

Un pastor cuenta que una noche, llegó a su casa una persona. Hace años esa persona había sido sanada de un tumor cancerígeno. Ahora el tumor había vuelto y su aspecto era muy deprimente.
"Vamos a orar para que el Señor la sane", dijo el pastor. "No es necesario, si tan sólo pudiera restaurar mi comunión con el Señor y morir en paz estaría contenta", replicó la hermana.
El pastor le ministró del perdón del Señor, pensando que la hermana tal vez había cometido algún pecado. "Confiese al Señor su pecado, y El la perdonará". Al ver que la hermana no decía nada, el pastor le preguntó: "¿Ha hecho usted algo muy grave?". "Realmente no", contestó. El pastor se enojó. "¿Por qué, entonces, quiere usted restaurar su comunión con DIOS?".
"Desde hace bastante tiempo que me siento alejada de El, y no sé por qué".
"Si yo anduviera basado en lo que siento, habría veces que ni predicaría", contestó el pastor. "¿Acaso a usted le pasa lo mismo?" -A todos nos pasa, los sentimientos pueden variar por cosas tan externas como el mismo clima. Yo no confío en ellos, confío en la Palabra del Señor. Yo no estoy sintiendo todo el tiempo que soy salvo. Lo sé porque Su Palabra lo dice".
"¿Qué hace usted cuando se siente mal?"
El pastor cerró sus ojos e hizo una oración mas o menos así:
"Querido Padre, te doy gracias que soy tu hijo; que la sangre de Cristo me ha limpiado de todo pecado y ahora soy una nueva criatura. Gracias que tu amor por mí nunca cambia. Gracias porque Tú tienes planes hermosos para mi vida. Gracias porque en Cristo soy más que vencedor y todo lo puedo. Gracias porque sé que Tú eres mi Pastor y nada me faltará. Te alabo por Tu fidelidad y poder para cumplir todo lo que Tú has prometido. Mi vida está segura en tus manos, Amén".
La mujer vió cómo el rostro del pastor cambió después de declarar las promesas del Señor. "¿Puedo yo hacer lo mismo?" -"Desde luego".
Cuando la mujer salió de allí, estaba gozosa y con ánimo renovado. Ya no quería morir sino vivir para servir a su Señor. Después el pastor recordó que no había orado por el tumor; pero no fué necesario, éste desapareció en unos días.

Vivimos en una sociedad en donde no le hacemos tanto caso a las palabras: es frecuente que la gente no cumpla lo que promete, y muchas veces hablamos sin realmente querer decir lo que decimos. Pero es muy importante que entendamos que en el mundo espiritual no hay palabras al aire y que todo lo que digamos será tomado en cuenta. Consideremos nuestra boca como una poderosa arma que debemos tener  bien guardada para no herir o herirnos involuntariamente, pero a la vez usémosla para defendernos y atacar al enemigo.

4. LA ALABANZA COMO ARMA ESPIRITUAL   SALMO 149
Los primeros cinco versículos y medio  de este salmo nos hablan de una alabanza gozosa. La instrucciones que nos da son las siguientes:
- Cantad a Jehová un cántico nuevo.
- Alégrate en Tu Hacedor.
- Gózate en Tu Rey.
- Alaba Su Nombre con danza.
- Cántale con pandero y arpa. (Instrumentos musicales).
- Regocíjate por Su gloria.
- Canta aún sobre tu cama.
- Exalta a DIOS con tu garganta.

A partir del versículo 6 hasta el final nos habla de espadas, castigo, aprisionar a reyes, ejecutar el juicio decretado. Estos versículos nos hablan claramente de actos de guerra. Cuando nosotros alabamos al Señor de acuerdo a las instrucciones de este salmo, estamos aprisionando y atando a los gobernantes de maldad. Estamos haciendo que se ejecute en ellos juicio y castigo; estamos usando espadas de dos filos en la guerra espiritual.
Tal vez esto no parece lógico, pero recordemos que Pablo nos dice que las armas de nuestra milicia no son carnales, sino espirituales. A continuación veremos dos ejemplos en las Escrituras del poder de la alabanza como arma: Hechos 16:22-25; 2 Crónicas 20:1-4,14-15, 18-19, 21-23. En estos dos pasajes se ve la reacción de esta gente ante una circunstancia difícil. ¿Qué pasó?

EJEMPLOS:
Los ejemplos siguientes fueron tomados del libro "Avenida Alabanza" de Don Gossett:
- Un hermano comentó: "Hace un año yo me estaba muriendo en un hospital. Estaba en la unidad de cuidado intensivo debido a un enfisema. Los médicos dijeron a mi familia que solo me quedaban unos minutos de vida. Cuando me di cuenta de eso decidir dedicar esos últimos momentos a alabar a mi Señor por todas las misericordias y bendiciones que yo había recibido en el curso de mi vida. Cuando comencé a alabar al Señor, el Espíritu Santo respondió y ministró un milagro en mi vida. En lugar de cerrarse mis pulmones, el proceso se invirtió. Comencé a recuperarme desde ese momento en adelante. En pocos días fui dado de alta del hospital, totalmente sanado por el poder del Señor".
- Una hermana testifica: "Yo tenía un severo dolor en la parte baja de mi espalda, que continuaba por la pierna hasta el talón a veces no podía permanecer de pie para realizar mi trabajo por mas de 10 ó 15 minutos. Tenía que sentarme para aliviar el dolor. Tuve este dolor por alrededor de 5 ó 6 años. En el último invierno el dolor fue especialmente muy intenso.
Fue entonces cuando aprendí el poder de al alabanza. Comencé entonces a alabar al Señor diciendo: "Gracias Señor Jesús, por Tu llaga soy sanada". Al siguiente día, después de haber alabado al Señor por mi sanidad, pude realizar mi trabajo. Más adelante, esa semana, me di cuenta que había sido capaz de trabajar toda la semana sin ningún dolor. Fue tan maravilloso; parecía como si tuviera una nueva espalda y una nueva pierna".

Estos son otros testimonios de gente conocida:
"Yo conocí al Señor en otra ciudad (el pastor). Cuando regresé inmediatamente le compartí a mi madre (con quien yo vivía). Más por mi presión que por convicción personal, mi madre "recibió al Señor". Sin embargo, nunca se congregaba ni oraba, ni leía la Biblia, y para colmo seguía frecuentando a gente que le "leía las cartas" . Yo intenté por todos los medios de hacerla cambiar (la quise hacer del Espíritu Santo; pero la cosa se ponía peor, y cada vez que yo pretendía exhortarla, acabamos peleados. Esto continuó por un año.
Un buen día. el Señor me hizo ver que la obra era de El y no mía. Desde ese momento deje la vida de mi madre completamente en las manos del Señor, y comencé a alabarle. Cuando veía que mi madre no oraba ni leía, yo le alababa. Cuando veía que iba a que le leyeran las cartas , yo le alababa.
A los tres meses se le ocurrió a mi madre ir a la congregación . El Señor la tocó de una manera tremenda. Durante un buen tiempo estuvo llorando. Desde ese día mi madre se convirtió no solo en una cristiana regular en cuanto a su asistencia a las reuniones, sino en una verdadera guerrera de oración: todas las mañanas se levantaba a las cinco para orar. Y la lectura de cartas... se convirtió en la lectura de Biblia.".
Este mismo "procedimiento" lo seguí con mi padre quien ya se convirtió y mi esposa y yo lo seguimos con mi suegra. Por muchas circunstancias que paso, ella era una persona extremadamente depresiva y negativa. Nosotros alabamos al Señor por hacer de mi suegra una mujer positiva y de victoria... lo cual ahora es en verdad. Y todos los que la conocen así lo confirman.

 

5. EL NOMBRE DE JESÚS.
Jesús tiene el rango más alto y Su Nombre tiene autoridad sobre todo. El ha dado a los creyentes la autorización de usar Su Nombre para llegar a Dios en oración y para tener autoridad en contra del enemigo Mar.16:17; Luc.10:19). Los demonios y satanás mismo reconocen esa autoridad y tiemblan ante ella (Mar.5:1-7). Aún los elementos de la naturaleza reconocen la autoridad de Jesús y la obedecen (Mat.8:23-27).

EJEMPLOS:
En cierta ocasión me enteré de una señora, cuya hija estaba en una institución mental. Esta señora decidió orar la oración de fe por su hija, ejercitar su autoridad en el Nombre de Jesús, y echar fuera el demonio que mantenía a su hija atada... contra el reglamento de la institución consiguió entrar donde estaba su hija.
Al verla se encontró a una mujer que parecía más un animal que un ser humano.
Su cabello había crecido muy largo, sus uñas también, y silbaba y escupía como un animal. Mientras las otras señoras oraban en silencio, la madre oró, ordenando al diablo que saliera fuera de su hija en el Nombre de Jesús. Ella continuó orando así por diez minutos. De repente su hija se relajó, miró hacia arriba y dijo: "¡Mamá! ¿Eres tú, mamá?" Arrojó sus manos alrededor de ella, la abrazó y la besó. Aquel día la despidieron del sanatorio, considerándola una persona normal.

Un hermano cierta ocasión trabajaba en una casa grande haciendo labores de construcción. Se dio cuenta que la señora de la casa estaba todo el rato entrando, mirando por todos lados, y luego saliendo. Finalmente, entró, se sentó y dijo: "¿Qué es lo que produce una expresión tan maravillosa en su rostro?"
El le contó que aquella mañana, su esposa le había dicho que dos de sus hijos estaban muy enfermos. El fue arriba, puso sus manos sobre los niños, oró por ellos en el Nombre de Jesús, y sanaron. Inmediatamente bajaron a desayunar. Este hermano le habló a la señora acerca de Jesús.
La mujer recibió al Señor ahí mismo. Después de esto empezó a compartir con todas las mujeres del club al que asistía; y todas fueron salvas.
Si este hermano hubiera dejado a sus dos hijos enfermos en casa habría estado ocupado y afligido, y sin gozo. El haber tomado autoridad en el Nombre de Jesús no sólo lo libró de preocupaciones, a la larga causó la salvación de muchas mujeres.

Una hermana tenía un padre inconverso que tenía cáncer terminal. Tanto ella como su madre habían orado durante años por la salvación de ese hombre. Ahora el señor estaba al borde de la muerte, amargado y culpando a DIOS por su enfermedad.
Las hermanas fueron aconsejadas por otra hermana de hacer guerra espiritual en el Nombre de Jesús. Seguramente un espíritu de mentira estaba atando a este hombre y engañándolo de que DIOS no lo amaba. Empezaron a orar mas o menos así: "Gracias Padre, porque es Tu voluntad el traer a mi papá a Tu Reino. Tomamos autoridad en el Nombre de Jesús y atamos los espíritus de engaño que le están mintiendo..."
"Al cabo de unas semanas, dijo la hermana, un día él estaba sentado en el sofá de la sala, lo abracé y le dije que lo quería. Se le llenaron los ojos de lágrimas.
Comencé a compartir acerca del Señor, puede sentir que el Espíritu Santo ya había preparado su corazón y "se entregó a Jesús ahí mismo".

Un hermano comenta: "Durante años, me costaba imaginarme a satanás huyendo. Mas bien me lo imaginaba atacando de una manera que me aterrorizaba e intimidaba. Mi vida estaba llena de problemas. Por fin, junté el coraje suficiente para hablarle en el Nombre de Jesús; me sorprendí al descubrir inmediatamente la liberación y sentir como su poder se desvanecía... la única manera que él puede saber que lo estamos resistiendo es confrontándolo de manera audible y directa".

6. EL AYUNO.
El ayuno es un poderoso aliado en nuestra guerra espiritual. El ayuno sirve, no para hacer cambiar de opinión a Dios, sino para cambiarnos a nosotros y “afinarnos” para las cosas espirituales.
¿QUÉ ES EL AYUNO Y CUÁNTAS CLASES DE AYUNO HAY?
Ayunar es abstenerse voluntaria y deliberadamente de comida con el propósito de concentrarse en la oración.
Existen tres clases de ayuno:

  • El ayuno normal Mat. 4:2 Se refiere a abstenerse de toda clase de alimentos, pero no de agua. El período de tiempo que dura el ayuno varía según la persona: 1, 3, 7 y hasta 10 días son los períodos más acostumbrados de ayuno. Algunas personas han ayunado hasta 40 días. Esto no es recomendable al menos que sea guianza clara del Señor; el período máximo que una persona puede ayunar son 40 días. Algunos recomiendan no comer carne después del ayuno el mismo número de días que duró el ayuno.
  • El ayuno parcial Dan. 10:2-3 La abstinencia aquí es exclusivamente de cierto tipo de alimentos. Es útil especialmente donde las circunstancias hacen imposible el ayuno normal; también puede ser usado como un peldaño al ayuno normal.
  •  El ayuno absoluto Esdras 10:6 Aquí la abstinencia es total, aún de agua. El periodo máximo para este ayuno es de tres días. Mas tiempo es muy peligroso.

El ejemplo máximo de ayuno es nuestro Señor Jesucristo. Lucas 4:1-2. En el versículo 14 del mismo capítulo se nos dice que después de ese ayuno, Jesús "volvió en el poder del Espíritu". Este mismo ayuno produjo en el Jesús humano el poder y la unción que requirió para Su ministerio terrenal. De esto podemos aprender que ser lleno del Espíritu no hace que uno ande necesariamente en el poder del Espíritu; para eso hay que ayunar y orar.
La iglesia primitiva practicaba constantemente el ayuno. El ministerio del apóstol Pablo (caracterizado por su gran unción y poder) estaba saturado de ayuno:
-El inicio de su ministerio. Hechos 9:9
-Su envío como misionero. Hechos 13:1-3
-A lo largo de su ministerio. 2 Corintios 6:5; Hechos 14:21-23
En estos pasajes podemos ver que el ayuno y la oración formaban parte vital de cómo conseguir la dirección del Espíritu Santo antes de tomar decisiones importantes. En el Antiguo Testamento vemos también algunos puntos decisivos de la historia de Israel, el ayuno les ayudó a conseguir victorias ante enemigos importantes. (2 Crónicas 20:1-30).

 

¿CÓMO FUNCIONA EL AYUNO?
Antes que nada debemos aclarar que no ayunamos para "torcerle el brazo" a DIOS. Si lo hacemos con esta mentalidad nada conseguiremos; el ayuno cristiano no es una penitencia o algo parecido. La actitud que debemos adoptar es que el ayuno no es un castigo, aunque tal vez nuestro cuerpo se revele contra el en un principio, sino como una oportunidad maravillosa de acercarnos más a nuestro Señor, sin la distracción diaria del comer.
El siguiente fragmento fue tomado del libro: “Oración.....la clave del avivamiento por el Dr. Paul Yongi Cho”:
“El deseo de comida es algo fundamental para todas las criaturas vivientes. Es una de las fuerzas motivadoras más poderosas que operan en el cuerpo aun antes de nacer. Los bebés vienen al mundo con el instinto natural de buscar el pecho de su madre. Si podemos combinar ese intenso deseo congénito al anhelo natural que tenemos de comunión con nuestra fuente espiritual, el resultado es una mayor intensidad: He aquí el propósito de la oración y el ayuno. Combinando nuestros deseos natural y espiritual, podemos hacer que la urgencia de nuestra petición venga delante del Trono de DIOS con tal intensidad que El oiga y conteste.
El deseo es algo fundamental en la oración (Salmo 37:4). Por lo tanto, cuanto más fuerte sea dicho deseo, tanto más eficaz será la oración. Cuando ayunamos, DIOS responde a nuestra disposición sincera de humillarnos ante El.
Otra manera en que funciona el ayuno es que nos hace fuertes contra los apetitos carnales. A satanás no le es posible traspasar la Sangre de Cristo, pero podemos abrirle la puerta mediante el pecado.
Judas 8-10 revela algo muy significativo  a cerca de nuestro adversario, el diablo: Es un príncipe con considerable poder. Judas afirma a sí mismo que no se puede tratar ligeramente a satanás, como suelen hacer algunos cristianos. El tratará de meterse por medio de nuestras concupiscencias carnales.
Por medio del ayuno, uno puede orar con poder y todas las concupiscencias nuestras: Los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, serán quitadas del camino, y le será posible vivir una vida santa y pura delante de DIOS.”
Podemos concluir lo siguiente: El ayuno nos sirve para tres cosas:
1. Adquirir poder y unción para nuestro ministerio.
2. Sensibilizarnos más a la voz del Espíritu Santo.
3. Ayudarnos como un gran apoyo en la guerra espiritual, ya sea personal, familiar, o por la nación.
Isaías 58:6-7, nos sugiere que el ayuno rompe las ligaduras de impiedad, deja libres a los oprimidos, y produce una liberación total y absoluta. Se trata de cargas personases, hábitos, negocios, relaciones familiares, etc., por medio del ayuno pueden ser quitadas.
La idea del ayuno es que nos ayude a, como Jesús, poder decir acerca de satanás: “y él nada tiene en mí”.

 

PARA RECORDAR:
satanás ESTÁ VENCIDO Y LAS ARMAS QUE DIOS ME HA DADO SON PARA PONERLO EN SU LUGAR.

 

EXAMEN
1. ¿Por qué es necesario hacer guerra espiritual?
2. ¿Qué sabes de nuestro enemigo? ¿Quién es? ¿Cómo opera?
3. ¿Cuáles son las bases para vencer a satanás?
4. ¿Cuáles son nuestras armas?
5. ¿Puedes describir la armadura de Dios?
6. ¿Cómo funciona el ayuno?
7. DE MEMORIA: SANTIAGO 4:7; APOCALIPSIS 4:11; LUCAS 10:19; 1JUAN 5:18.

Derechos reservados © Centro Cristiano Plenitud. Puebla, México 2013