NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

 

La fidelidad que Jesús tuvo a su Padre en momentos decisivos es muy evidente. Esa misma fidelidad está a nuestro alcance ya que Él vive dentro de nosotros.

EN ESTA LECCION CONOCERÁS MÁS DE CERCA AL MÁS MARAVILLOSO PERSONAJE DE LA HISTORIA HUMANA:JESUCRISTO.

 

jesus cruz

BASE BÍBLICA:  FILIPENSES 2:9-11 

    • ¿DE QUÉ SE DESPOJÓ EL SEÑOR PARA SALVARNOS?
    • ¿QUÉ CARACTERIZÓ LA VIDA HUMANA DEL SEÑOR?
    • QUÉ POSICIÓN OCUPA EL NOMBRE DEL SEÑOR?
    • ¿QUÉ IMPLICACIÓN TIENE TODO ESTO?

La vida cristiana verdadera no consiste solamente en seguir una serie de preceptos buenos. Lo anterior lo tiene cualquier religión. La vida cristiana tampoco es una religión. Tampoco es una serie de tradiciones. Y mucho menos una actividad de domingo. La vida cristiana verdadera es una entrega total, una fe plena, una devoción absoluta y una relación diaria hacia una persona: el Señor Jesucristo.

EFESIOS 2:20 La piedra angular de la fe cristiana bíblica es, precisamente, la Persona de nuestro Señor Jesucristo. El cristianismo autentico no se centra en personas, ni edificios, ni actividades, sino en el Señor Jesucristo. No existe conocimiento más importante en este mundo EFESIOS 3:18-19.
1 JUAN 5:9-12 La primera y principal evidencia de que una persona es un verdadero cristiano es que conoce a Jesucristo.
JUAN 3:36 nos dice que la vida eterna viene como consecuencia de creer en Jesús, y que, por el otro lado, el castigo de Dios viene por rehusar creer en El.

 

MATEO 16: 13-16; JUAN 20: 30-31 Los cuatro principales títulos, que la Biblia utiliza para decirnos quién es Jesús son: “El Hijo de Dios”, “El Hijo del Hombre”, “El Cristo” y “El Señor”.

 

LOS CUATRO PRINCIPALES TÍTULOS DEL SEÑOR JESUCRISTO

 

EL HIJO DE DIOS
Fue este título, el que enfureció a los líderes religiosos de su época y constituyó el pretexto para sentenciarlo a muerte (Mat.26:63-66).
En el contexto judío, el título “El Hijo de Dios”, significa ser igual a Dios (Juan 5:18).
“El Hijo de Dios”, declara la divinidad de Jesús. Jesús es Dios (Juan 1:1). El siempre dijo haber descendido del cielo (Juan 3:13). Cuando el ángel anunció su nacimiento a María la virgen, se cumplió la profecía de Isaías 7:14 “Y llamarás su nombre Emanuel”; Emanuel significa: “Dios con nosotros”.
Isaías 9:6, es otra de las muchas porciones que nos hablan de la divinidad de Jesús.

 

EL HIJO DEL HOMBRE
Este segundo título, nos habla de la humanidad de Jesucristo; El se hizo hombre (Fil.2:6-8).
Dios le había dado al hombre el dominio de la tierra. Por su desobediencia y pecado el hombre cedió este dominio a satanás (Luc.4:5-6; Juan 14:30). Para podernos librar del pecado y del dominio de Satanás, Jesús se hizo hombre, ya que era un hombre el que tenía que vencerlo (Heb.2:14-15).
A través de su vida sin pecado y de su muerte en total obediencia al Padre, Jesús triunfó sobre el pecado y le “arrebató las llaves” a satanás (Rom.5:18-19).
Al nacer como un niño en Belén, Jesús se despojó a Sí mismo de su divinidad, por eso se cansaba, tenía sed y fue tentado. Todo lo que hizo sobre esta tierra, lo hizo en calidad de hombre. Los milagros sucedían gracias al poder del Espíritu Santo que estaba con El (Hech.10:38).

 

EL CRISTO
La palabra “Cristo” en el Nuevo Testamento y “Mesías” en el Antiguo, significan lo mismo: El “Ungido” ó elegido y capacitado por Dios. Dios siempre señala hacia Su Hijo y nos dice que solamente en El tenemos perdón, vida y salvación (Mat.17:5). Jesús se nos presenta como:

    • El Maestro
    • El Salvador
    • El Camino
    • La Verdad
    • La Vida
    • La Resurrección
    • El único Mediador entre Dios y los hombres
    • La Luz Verdadera
    • El Pan de Vida
    • El Buen Pastor
    • La Puerta

Jesús hizo lo que nadie ha podido hacer para merecer la exclusividad de éste título: nació de una virgen, vivió una vida perfecta moralmente, obedeció siempre al Padre, murió en nuestro lugar y fue castigado por nosotros y resucitó corporalmente al tercer día. ¿Quién más ha hecho esto?

EL SEÑOR
Es común que usemos la expresión: “El Señor Jesús”, sin darnos cuenta que significa esto.
La palabra señor significa “amo” y “dueño”. Este título no significa otra cosa sino que Jesucristo es la Máxima Autoridad en el universo entero Fil.2:9-11.
El es la Máxima Autoridad porque el Padre así lo ha decretado. Ahora vivimos en el tiempo donde el mundo no esta sujeto todavía a los pies de Cristo (1Juan 5:19); ahora solo son de Cristo los que voluntariamente se entregan a Él. A su debido tiempo establecerá Su reino físico. Ver Efe.1:10 en la Versión Popular. Esto sucederá cuando El regrese en gloria.
Es por lo anterior que el que rinde su vida al señorío amoroso del Señor Jesús entra a la perfecta voluntad de DIOS; encuentra la realización personal; y esta en el lugar mas seguro del universo entero. Así mismo, es un grave pecado, el mas grave de todos, rechazar a Cristo. Rechazarle significa pisotear Su preciosa sangre (Heb.10:29-31) y significa también ir en contra del plan perfecto de Dios para el universo.

Es por eso que el que rechaza a Cristo, por “bueno” que crea que es, o pone su confianza en otras cosas o personas está condenado por Dios (Juan 3:16-20). La lucha esta en que vivimos en un mundo donde reina el “espíritu del anticristo” (1Juan 4:3). Anticristo significa “opuesto a Cristo” y también “en lugar de Cristo”. El enemigo siempre tratara de desviar nuestra mirada de Cristo y que la pongamos en cualquier otra persona o cosa: santos, vírgenes, amuletos, grandes hombres, practicas ocultistas, etc., etc. Haremos bien en seguir la instrucción bíblica: HECHOS 4:12; 1TIMOTEO 2:5; HEBREOS 12:2; COLOSENSES 2:8-10; 1TIMOTEO 4:1-5; 1JUAN 5:21
Todos estamos sometidos a algún “señor”: Para algunos es el dinero, para otros es alguna persona, para otros el que dirán, otros están sometidos a una religión, o práctica. Los cristianos estamos sometidos al Señor Jesús y Su Palabra.
El Señor Jesús no es, a diferencia de otros “señores” un tirano; El es un soberano bueno, motivado por el amor.

Además de estos cuatro títulos principales, la Biblia usa varios nombres, títulos y adjetivos para referirse a nuestro Señor Jesucristo, después de todo, El es el personaje central de este libro.

DIFERENTES EXPRESIONES ACERCA DE NUESTRO SEÑOR
En el capítulo 1 de Apocalipsis, por ejemplo, se usan 7 expresiones que nos revelan un poco más de quién es Jesús. Se describe un encuentro que tiene el Apóstol Juan con el Señor Jesucristo, después de su resurrección.

    • El Alfa y la Omega; el Principio y el Fin; el Primero y el Ultimo.  Apo. 1:8,17

Estas tres expresiones son sinónimas. Alfa y Omega son la primera y última letras del alfabeto griego. Seria como decir: La “A” y la “Z”. Estas tres expresiones nos revelan que Jesucristo es el comienzo y el fin de todas las cosas.
A. JUAN 1:3; COLOSENSES 1:16-17 JESÚS ES EL COMIENZO DE TODAS LAS COSAS. Jesús es eterno; El no comenzó a existir cuando nació de la virgen María. El se hizo hombre a través de la virgen María. FILIPENSES 2:6-7 Todo (el universo entero) fue creado por medio de El, y para El.
B. HEBREOS 1:2; COLOSENSES 1:16; APOCALIPSIS 5:11-13 JESÚS ES EL FIN DE TODAS LAS COSAS. Todas las cosas fueron creadas para El. Todo el universo existe porque es el regalo de Dios el Padre para Su Hijo.
Según EFESIOS 1:9-10 (ver versión Popular) el plan de Dios es precisamente ese: al final de los tiempos volver a poner todas las cosas bajo el mandato de Cristo. FILIPENSES 2:10-11
Lo anterior significa que si no le hemos dado nuestra vida a Cristo, estamos totalmente fuera de la voluntad de Dios; por el otro lado, si Cristo es el Rey de nuestra vida, estamos en el centro de Su voluntad y tenemos todo Su favor. Nacimos para ser de Cristo!

    • El Todopoderoso. Apo. 1:8

Esto significa que no hay nada imposible para El. Esta palabra en la Biblia se usa únicamente para referirse a Dios.
Es necesario entender que el titulo “el Hijo de Dios” indica que El es igual al Padre. JUAN 5:18; JUAN1:1; FILIPENSES 2:6; APOCALIPSIS 5:13 (“al que esta sentado en e trono”, se refiere al Padre; “al Cordero”, se refiere a Jesús - JUAN 1:29)
¡Tenemos un Rey para quien no existe nada imposible! Nuestra parte consiste en obedecerle; la Suya en cuidarnos, proveer para nuestras necesidades, protegernos, bendecirnos... y ¡El no tiene limitaciones para hacerlo!

    • El que nos amo y murió para lavarnos de nuestros pecados. Apo. 1:5

La única manera de acabar con el pecado era mediante Su muerte en la cruz, derramando Su sangre inocente. 1 PEDRO 4:1. (En la lección siguiente estudiaremos con mas detalle por que era necesario que Jesús muriera por nosotros.)
El Mesías establecería justicia y paz verdaderas, además de derrotar a Satanás. Las Escrituras nos dicen también que el Mesías reinará eternamente. Por estas razones los judíos esperaban que el Cristo fuera como un líder militar que los librara de Roma. Sin embargo Jesús murió en una cruz; por eso la mayoría le rechazo.
Los judíos no se daban cuenta que para que haya justicia y paz verdaderas y para que Satanás sea vencido, había que acabar con el verdadero enemigo de la humanidad: el pecado.
El peor problema de los judíos no era estar bajo el dominio romano, sino bajo el poder del pecado. De la misma manera, nuestro mayor problema no son las circunstancias adversas, sino el pecado.

  • El primogénito de los muertos. Apo.1:5

Esto quiere decir “El primero en vencer a la muerte”. No fue el primero en resucitar. Ya antes  DIOS había resucitado personas. La diferencia es que esas personas volvieron a morir. Jesús, en cambio, resucito con un cuerpo incorruptible y la muerte ya no tuvo poder sobre El ROMANOS 6:9. 1Cor.15 (todo el capitulo) hablar de la resurrección del Señor Jesús y de la que los que creemos en El tendremos algún día.
La resurrección de Jesús, es un hecho histórico veras y comprobable - tan comprobable o más que la existencia de Napoleón mismo (para profundizar sobre este asunto leer el libro “Evidencia que exige un veredicto” de Josh Mc. Dowell). Y es Su resurrección la que constituye la piedra angular de la fe cristiana ROMANOS 10:9 Nuestro líder esta vivo; no así Mahoma, Confusio, etc. La fe cristiana no es una fe ciega, esta basada en hechos reales y poderosos que le dan validez a lo que creemos.
Por esa resurrección Jesús demostró ser quien decía: el Hijo de DIOS con poder. ROMANOS 1:4

Por esa resurrección la iglesia cristiana comenzó poderosa y vencedora en medio de gran oposición tanto de la religión judía como de la autoridad romana.
Multitudes de cristianos murieron en esos días y han muerto a través de la historia, respondiendo su vida misma por la veracidad de su declaración: ¡Jesús ha resucitado!
Por esa resurrección es que usted y yo tenemos fe victoriosa para enfrentar el presente y esperanza para el futuro. ROMANOS 8:11

    • El soberano de los reyes de la tierra. Apo.1:5

Es el equivalente de “El Señor”.

    • El Testigo fiel. Apo.1:5

Un testigo es el que dice lo que ha visto y oído; las cosas que para El son ciertísimas. Lo que Jesús nos enseña acerca de la vida y la muerte, las prioridades, las motivaciones, las relaciones humanas, etc. no son cosas que El descubrió, son cosas que ¡El mismo diseñó para nuestro bién! ¡Qué triste que muchos busquen más bien el consejo de otros humanos que el del Creador!
Los siguientes versículos nos hablan de esto:

DEUTERONOMIO 18:15
MATEO 17:1-5
JUAN 2:5

HEBREOS 1:1-2
JUAN 5:24
MATEO 7:24-29

    • El que es y que era y que ha de venir. Apo. 1:8

Esta declaración nos habla de la inmutabilidad del Señor Jesús (Heb. 13:8; Stg. 1:17). El Señor no cambia, El es constante y consistente. El no nos ama un día y nos deja de amar al otro (Rom. 8:15-17,28-39); El no esta con nosotros un día y nos abandona al otro (Mat.28:20). Los milagros que hizo, los sigue haciendo si le creemos a El (Mat.9:22).
En el Antiguo Testamento, DIOS se revelo a Si mismo con un Nombre: “YHWH”. Puesto que en la escritura hebrea no se usan las vocales y los judíos nunca pronunciaban este Nombre por reverencia, no se sabe con exactitud la pronunciación. Algunos lo pronuncian “Jehová”; otros “Yahveh”; y otros mas “Yahwe”. Lo importante de este Nombre es lo que significa: El gran “Yo soy”. Este Nombre revela la eternidad, inmutabilidad y autosuficiencia de Dios; pero también revela que Dios es todo lo que nosotros necesitamos: a través del Antiguo Testamento,  se ve este Nombre acompañado de sustantivos que manifiestan lo que Dios es para nosotros. A Abraham Dios se le revelo como “Jehová Jire”: Yo soy tu Proveedor; en el Exodo se revela como “Jehová Rafa” Yo soy tu Sanador; a Moisés se le revela como “Jehová Nisi” Yo soy tu Estandarte, o victoria, a David como “Jehová Roi” , Yo soy tu Pastor; en Ezequiel se revela como “Jehová Sidkenu”, Yo soy tu Justicia.  También se revela como “Jehová Raha” , Yo soy siempre presente, y “Jehová Shalom”, Yo soy tu paz, entre  otros. En otras palabras, en el Antiguo Testamento, Dios se revela a si mismo como: “Yo soy todo lo que tu necesitas”.

Y En el Nuevo Testamento, a través de la persona de nuestro Señor Jesucristo, El se revela de la misma manera: en el Evangelio de Juan  por ejemplo Jesús se revela a si mismo como el “Yo soy”  (Juan 6:20). Jesús dice: Yo soy la luz del mundo, Yo soy el Don de Dios (para salvación), Yo soy el Pan de vida, Yo soy la resurrección y la vida, Yo soy la vid verdadera, Yo soy el Buen Pastor, Yo soy el camino, Yo soy la verdad, Yo soy la vida, Yo soy el Alfa y la Omega,... Yo soy todo lo que tu necesitas (en pocas palabras).

Otra enseñanza fundamental que podemos extraer de esta declaración de Jesús es lo que se conoce como: “la segunda venida de Cristo”  (Hech.1:11).
Todas las profecías que aparecen en el Antiguo Testamento a cerca de Jesucristo, las podemos dividir en dos grandes grupos: las que nos hablan de un Mesías sufriente, que es golpeado y maltratado por los hombres (ISAÍAS 53 por ejemplo) y las que nos hablan de un Mesías reinante y conquistador, que establece justicia y paz verdaderas en la tierra (ISAÍAS 11 por ejemplo). El primer grupo de profecías nos hablan de la misión del Señor en Su primer venida a la tierra: salvarnos, a través de Su muerte en la cruz, de nuestro peor enemigo: el pecado, que nos separaba de Dios. el cumplimiento del segundo grupo de profecías es algo que los cristianos estamos esperando y anhelando, ya que será entonces cuando le veremos tal como El Es, cuando los muertos en Cristo resucitaran, cuando seremos transformados a Su gloria, cuando El establecerá Su Reino de manera física en la tierra, cuando reinaremos con El. Algunos pasajes que hablan de la segunda venida de Cristo son: 1 TES.4:13-5:11, 1JUAN 3:2, APOCA.22:6-20.

 

Para recordar:
La voluntad perfecta de Dios está en Cristo Jesús. Es imposible entrar al plan de Dios sin una vida rendida al Señor Jesucristo... El es el plan de Dios para mí.

 

TEST

1. ¿Cuáles son los cuatro títulos que la Biblia usa mas para referirse al Señor Jesucristo?
2. ¿Por qué Jesús se hizo hombre?
3.  Explicar las siete descripciones que se usan de Jesús en el capitulo 1 de Apocalipsis.
4. ¿Qué significa el Nombre de Dios YHVH (Jehová), y con cuáles adjetivos se utiliza?
5. ¿Quién es Jesús para ti?
6. ¿Cuál es el punto más importante de la lección (Para Recordar)?
7. Aprender de memoria los versículos de la base bíblica: FILIPENSES 2:9-11 y COLOSENSES 1:15-17

 

Derechos reservados © Centro Cristiano Plenitud. Puebla, México 2013