logoccpleny

   
 

CONOCIENDO A JESÚS
COMO EL SEÑOR

• El Plan Eterno de Dios.
¿Sabes para qué creó Dios todas las cosas?
Colosenses 1:15-16 Cristo es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación, porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hayen la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

jesus señor  

y Hebreos 1:1-2 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo y por quien asimismo hizo el universo.
 
Dios tuvo un propósito al hacer la creación: que ésta fuera Su regalo para Su Hijo; al mismo tiempo Dios tenía un regalo para la creación: que ésta fuera gobernada por el amoroso Hijo de Dios. Su gobierno sería ejercido a través de los hombres. Los hombres y mujeres que gobernarían bajo Cristo, estarían sometidos a El por amor, de su libre voluntad,

Efesios 1:20-23 Esta fuerza operó en Cristo, resucitándolo de los muertos y sentándolo a su derecha en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad, poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no solo en este siglo, sino también en el venidero. Y sometió todas las cosas debajo de sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo. A estas personas se les conoce como "La iglesia".
 

 • ¿Cuándo se llevará al cabo este plan?
Todo esto sucederá al final de los tiempos, en un día llamado: la venida del Señor.
1Tesalonisenses 4:16-17 El Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo. Entonces, los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros, los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
 
Actualmente, estamos viviendo en un mundo gobernado por el hombre, pero no bajo la influencia de Dios.

• ¿Qué sucederá en la venida del Señor?
Romanos 8:18-22 Tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse, porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. La creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza. Por tanto, también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora.

Pablo usa aquí algunas expresiones que hablan del día en el que Jesús tomará el control total de la tierra:

  • La gloria venidera
  • La manifestación de los hijos de Dios
  • La libertad gloriosa de los hijos de Dios
  • La adopción
  • La redención de nuestro cuerpo

Otras citas que hablan de esto son: / 1Juan 3:1-2 Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no lo conoció a él. Amados, ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal como él es.

Filipenses 2:5-11.  Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús: Él, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomó la forma de siervo y se hizo semejante a los hombres. Mas aún, hallándose en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte,
y muerte de cruz. Por eso Dios también lo exaltó sobre todas las cosas y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Juan, el escritor del Apocalipsis, vio varias escenas de la adoración en el cielo. En ellas vio multitudes de toda nación, tribu, pueblo y lengua que adoraban a Dios. Esta es la letra de uno de los cánticos que esa gente le canta al Señor:

Apocalipsis 5:9-10 Y cantaban un cántico nuevo, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje, lengua, pueblo y nación; nos has hecho para nuestro Dios un reino y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.

• ¿En qué etapa del calendario de Dios estamos?
Mateo 22:1-10 Respondiendo Jesús, les volvió a hablar en parábolas, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo una fiesta de boda a su hijo. Envió a sus siervos a llamar a los invitados a la boda, pero estos no quisieron asistir. Volvió a enviar otros siervos con este encargo: "Decid a los invitados que ya he preparado mi comida. He hecho matar mis toros y mis animales engordados, y todo está dispuesto; venid a la boda". Pero ellos, sin hacer caso, se fueron: uno a su labranza, otro a sus negocios; y otros, tomando a los siervos, los golpearon y los mataron. Al oírlo el rey, se enojó y, enviando sus ejércitos, mató a aquellos homicidas y quemó su ciudad. Entonces dijo a sus siervos: "La boda a la verdad está preparada, pero los que fueron invitados no eran dignos. Id, pues, a las salidas de los caminos y llamad a la boda a cuantos halléis". Entonces salieron los siervos por los caminos y reunieron a todos los que hallaron, tanto malos como buenos, y la boda se llenó de invitados.

Las “bodas” simbolizan el día en el que Jesús tomará el mando de la tierra junto con aquellos que le recibieron. Ahora estamos en la etapa de la “invitación” a las bodas. Los “convidados” son los judíos; ellos son el pueblo elegido de Dios, pero rechazaron a Jesús. La gente de los caminos somos nosotros.

• Jesús como Señor de nuestras vidas.
Es común que usemos la expresión: “El Señor Jesús”, sin darnos cuenta qué significa esto. La palabra “Señor” significa “amo” o “dueño”.
Dios no nos hizo robots, nos dio el regalo de la libre voluntad. Al final, cada uno de nosotros somos el resultado de nuestras propias decisiones. Existen dos maneras de usar esa libre voluntad: decidiendo vivir independientemente de Dios o rendirla al señorío de Jesús. 


El Señor es extremadamente amoroso: si nos sujetamos a El, El siempre hará lo que es mejor para nosotros / Romanos 12:1-2. Por lo tanto, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro verdadero culto. No os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Dios nos dio la clave para vivir una vida con propósito: rendirse al amoroso señorío de Jesucristo.

 

• ¿Cómo hacemos de Jesús nuestro Señor?
Hechos 20:21  testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios y de la fe en nuestro Señor Jesucristo.

Existen dos pasos para hacer de Jesús nuestro Señor:

• El primero es el arrepentimiento.
Arrepentirse significa “cambiar de mentalidad” o “dar la media vuelta”.
La mentalidad no arrepentida consiste en vivir independientes de Dios, ya sea por franca rebeldía o por ser muy religiosos, pero sin tener una relación de corazón con Él. Esto sucede porque creemos que Dios no es, en realidad, bueno.
Al vivir independientes de Dios caemos en ciertas actitudes muy características como:

• Engaño (poner ejemplos de la vida practica)
• Rebeldía o menosprecio a la autoridad (poner ejemplos de la vida practica)
• Ocultismo (incluye superstición, hechicería, espiritismo, etc.)
• Excesos (poner ejemplos de la vida practica)
• Amargura (o falta de perdón) (poner ejemplos de la vida practica)
• Idolatría (todo aquello que ocupa el 1er lugar en nuestra vida que no es Dios: puede ser una persona, cosa, dinero, etc.).

La raíz de todo esto es la independencia de Dios. Dios no nos creó para vivir alejados de El. Arrepentimiento significa que reconocemos nuestra profunda necesidad de Dios. El arrepentimiento nos lleva a confesar nuestras ofensas a Dios.
1Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.

¿Qué pasa si confesamos a Dios nuestros pecados?
El nos limpia y perdona.
Confesar significa estar de acuerdo con Dios que lo que hicimos es pecado y que necesitamos su perdón y ayuda.

El segundo paso es la fe.
El arrepentimiento nos hace agacharnos ante El, pero Dios no quiere que vivamos la vida agachados, sino confiados en El, con la frente en alto.
Romanos 8:31-39 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro o espada?
Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni ángeles ni principados ni potestades, ni lo presente ni lo por venir, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.

 

• ¿Cuál es el primer paso para demostrar públicamente nuestro arrepentimiento?
Hechos 2:38 Pedro les dijo: Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo,
El bautismo.

¿Qué es bautizarse?
La palabra bautizar literalmente significa sumergir. El bautismo cristiano se hace por sumergimiento en agua. (Mateo 3:16 destacar que “subió” del agua).

¿Qué significado tiene el bautismo?
Romanos 6:4. porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.

Significa que públicamente sepultamos la vida vieja, independiente de Dios y al salir del agua anunciamos nuestra “resurrección” a una vida nueva en Cristo.

 

¿Te gustaría estudiar y saber más de este tema
por correo electrónico?

Contáctanos

 

 
Derechos reservados © Centro Cristiano Plenitud. Puebla, México 2013