"Colosenses"

"Filipenses"

 

 


Las cartas desde la prisión.
El libro de los hechos narra que Pablo estuvo preso dos años en una casa en Roma1 . Esto sucedió del año 62 al 63. Desde ese lugar escribió las siguientes 4 cartas que estudiaremos: Colosenses, Filpenses, Efesios y Filemón. Colosas y Efeso eran ciudades de la provincia de Asia, mientras que Filipos de Macedonia. Filemón vivía en Colosas2 . Las cartas a los efesios, colosenses y Filemón parecen haber sido enviadas al mismo tiempo y llevadas por la misma persona, es decir, Tíquico3 , quien a su vez estaba acompañado de Onésimo4 . La carta a los filipenses sería escrita después.

• Colosenses

Colosas: la ciudad.
Ciudad de la provincia de Asia (parte occidental de la actual Turquía); asentada sobre el río Lico en la región de Frigia.
En esta ciudad de decreciente importancia (comparada con sus vecinas Hierápolis y Laodicea), habitaban bastantes judíos. La religión judía de aquella región era muy supersticiosa (como muchos judíos lo son hasta el día de hoy). Adoraban ángeles, de los que consideraban jefe a Miguel, a quien veían como protector de la ciudad. Según su creencia se apareció en una ocasión salvando a la ciudad de una inundación.

La Iglesia de los Colosenses.
No fue fundada por Pablo directamente, pero sí por uno de sus colaboradores llamado Epafras.

• Filipenses

Filipos: la ciudad.
Estaba en una planicie rodeada de montes y a unos 15 Km de su puerto de mar llamado Neápolis. Era la capital de la provincia de Macedonia. Antes llamada Krenides fue conquistada por el padre de Alejandro Magno llamado Felipo, quien le dio su nombre.
Fue usada por los romanos como un asentamiento militar. Es descrita como una Roma en miniatura, ya que estaba directamente bajo la ley municipal de Roma, y, como tal, estaba libre de impuestos. La mayoría de sus habitantes eran romanos italianos.

La Iglesia de los Filipenses.
Filipos fue la primera ciudad europea donde Pablo inició una congregación. Lo hizo al inicio de su segundo viaje y la narración la encontramos en Hech.16:1-40. Fue alli donde se convirtió Lidia – la vendedora de púrpura; donde Pablo echó fuera al espíritu de adivinación de una muchacha y donde los encarcelaron y al cantar himnos tembló y se abrieron las puertas de la cárcel. También fue allí donde Pablo hizo uso de su ciudadanía romana para ser sacados de la cárcel. Es uno de los pocos lugares donde Pablo no usó la sinagoga para predicar – porque no había ninguna.
Pablo visitó esta iglesia por lo menos una vez más: al final de su tercer viaje misionero, antes de viajar a Corinto. (Lo más probable es que haya escrito 2 Corintios desde allí).
La carta es considerada la más personal de Pablo, llena de cariño y está escrita como una gratitud a una ofrenda recibida.

1Hech.28:16, 30 2
File.2 con Col.4:17 3
Efe.6:21;
Col.4:7 4
Col.4:9

 

Derechos reservados © Centro Cristiano Plenitud. Puebla, México 2013